Suop, el operador móvil gestionado por sus usuarios, ha presentado una denuncia por conductas prohibidas ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. Dicha denuncia incluye a Telefónica Móviles España S.A.U., Vodafone España S.A.U. y Orange España S.A.U., propietarios de las redes, titulares de las licencias de uso del espectro radioeléctrico y ofertantes en el mercado de provisión de red o Mercado 15. Como tales, son las responsables de la fijación de precios y condiciones de acceso a las redes por parte de los OMVs.

Suop denuncia a los operadores de red por obstaculizar la competencia
Suop denuncia a los operadores de red por obstaculizar la competencia

A lo largo del escrito se razona la posible infracción de determinados artículos de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia y más concretamente los relativos a conductas colusorias, abuso de posición dominante y falseamiento de la libre competencia por actos desleales.

A pesar de que la llegada de los operadores móviles virtuales supuso una bajada real en los precios, la creciente concentración del sector, lareducción de competencia realy lafalta de una regulación adecuada están provocando:

-Una aparente intervención coordinada en los precios, según el parecer de Suop, que se refleja en las recientes subidas del precio de los servicios: cuotas mensuales, establecimiento de llamada… En algunos casos se presenta como una mejora en las condiciones –por ejemplo, una mayor cantidad de datos-, a pesar de no haber una demanda real por parte de los clientes.

-Una posible venta de servicios por debajo del coste ofertado con el fin de dificultar la competencia en precios, lo que supone una importante barrera para los nuevos competidores. Por ejemplo, los OMVs de los operadores de red suelen presentar los precios más bajos en el mercado de bonos de 1GB, con un PVP difícilmente rentable para los OMVs ajenos al operador de red.

-Dificultad para comparar precios en tanto que los operadores no desglosan los precios de los diferentes servicios incluidos en las “ofertas convergentes”. De esta forma, el consumidor no puede comparar los precios reales de cada servicio.

Todo esto ha configurado un panorama en el que España es uno de los países más caros de nuestro entorno a la hora de contratar servicios de telecomunicaciones.

La idea de presentar la denuncia surgió en la comunidad Suop, en las diferentes propuestas recibidas por el operador para rebajar el precio de algunos servicios. La respuesta inicial recordaba la imposibilidad de una bajada debido a los precios mayoristas fijados por el proveedor de red.

Ante la insistencia de la comunidad y las dudas generadas acerca de cómo algunos operadores ofrecen unos precios inviables para Suop, el operador decidió presentar esta denuncia con el objetivo de espolear la competencia real en el sector y ofrecer unas mejores condiciones a sus usuarios.

La necesidad de una regulación para proteger el mercado

Suop aboga por la necesidad de establecer una regulación de máximos y mínimos en las condiciones de negociación entre los operadores de red y los operadores virtuales con el fin de evitar la posición dominante de los primeros.

Esto es algo especialmente necesario en el caso de los precios aplicados al establecimiento de llamada y a los precios mayoristas de voz y datos. De acuerdo con el escrito presentado ante la CNMC, dicha regulación redundaría en una mayor competencia en el sector y unas mejores condiciones para los clientes finales.