IBM y Telefónica han anunciado un acuerdo mediante el cual IBM gestionará distintos procesos internos de Telefónica en España y Latinoamérica durante los próximos 10 años.

El contrato incluye la adquisición de varias compañías del grupo Tgestiona, empresa del Grupo Telefónica, especializada en la gestión de procesos de contabilidad y de recursos humanos, entre otros, en España, Argentina y Perú.

El acuerdo con IBM se enmarca en la estrategia de Telefónica de transformación y simplificación de su modelo de negocio así como lograr una mayor eficiencia a través de la externalización de algunas actividades del grupo relativas al apoyo a las funciones de Finanzas y Recursos Humanos. La propuesta digital de IBM se ha alineado con la estrategia de transformación de Telefónica abriendo a su vez nuevas oportunidades.

“Hemos elegido IBM como nuestro socio estratégico por sus demostradas capacidades en la gestión de procesos de finanzas y recursos humanos, y su demostrada innovación en el área digital y de la automatización, respetando la diversidad cultural de los clientes”, ha señalado Javier Delgado, director de Estrategia, Planificación y Recursos Globales de Telefónica.

IBM se apoyará en los más avanzados procesos del mercado y plataformas operativas en la nube para impulsar la innovación en estas compañías, lograr mayores eficiencias y mejorar la experiencia de cliente.

“Entendemos el compromiso de Telefónica con sus empleados y con sus clientes”, señala Jesús Mantas, director general de IBM Consulting y Global Process Services.

Mediante el acuerdo, IBM ha adquirido las compañías de Tgestiona en España, Argentina y Tgestiona Servicios Contables y Capital Humano en Perú.

El acuerdo permitirá a Telefónica acceder a los centros tecnológicos internacionales de IBM y aprovechar las buenas prácticas e innovaciones tecnológicas que los profesionales de IBM han desarrollado para las necesidades de cada industria.

IBM lleva desde 1993 prestando servicios de outsourcing en España. Gracias a ello, sus clientes cuentan con más recursos para centrarse en su negocio clave, al tiempo que pueden controlar mejor el coste que tiene la gestión de sus sistemas o procesos.