El Grupo Euskaltel, que el pasado 26 de julio culminó la consolidación de los operadores de cable del norte del Estado con la integración del operador líder de Asturias, Telecable, creando así el operador convergente líder del norte de España, ha presentado los resultados correspondientes al ejercicio 2017, que reflejan un sólido crecimiento del 8,6% en sus ingresos, alcanzando una facturación de 622,2 millones de euros al cierre del ejercicio, frente a los 572,9 registrados en 2016.

A pesar del exigente entorno competitivo, los ingresos del segmento residencial se incrementan un 11,6% con respecto a 2016. En el segmento empresa crecen un 2,4%, mostrando un cambio de tendencia con una evolución positiva al final del último trimestre del año. Los tres últimos meses del ejercicio han registrado los mejores resultados en ingresos y se ha alcanzado récord de penetración en todos los productos, como consecuencia de las medidas implementadas durante el año. Una tendencia que se mantiene durante los primeros meses de 2018.

Este crecimiento ha estado basado en el cumplimiento de la estrategia comercial del Grupo, que se centra en el incremento de altas netas de clientes de valor en el mercado masivo, con la captación de nuevos clientes en los paquetes convergentes de 3P y 4P de alto valor añadido, y en la maximización del valor del ciclo de vida de la base de clientes.

Fruto de la estrategia convergente de la compañía, la cartera de clientes con contratos de 3 y 4 productos ha alcanzado el 68% sobre el total de su base de clientes, mientras que la penetración de esos usuarios de alto valor añadido al final del 2016 suponía un 67%. 

Crecimiento estable

Esta buena evolución en el negocio ha tenido como consecuencia un crecimiento estable de los resultados operativos. El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se sitúa en 306,9 millones de euros, un 9,4% superior al del ejercicio anterior. El margen sobre ingresos asciende hasta el 49,3%, creciendo 35 puntos básicos sobre el registrado el año anterior, lo que refleja el éxito en la gestión de costes operativos y de las medidas de eficiencia puestas en marcha en los ejercicios precedentes.

Cabe destacar que el resultado de 2017 se ha visto afectado especialmente por la partida de gastos extraordinarios por valor de 20,2 millones de euros – 16,7 millones después de impuestos-, correspondiente fundamentalmente a los costes relacionados con la adquisición de Telecable, la tasa de financiación de CRTVE, y al proceso de integración para convertir al Grupo en una plataforma única que opere bajo tres marcas diferentes.

Por lo tanto, el beneficio neto ajustado por dichos impactos – sin gastos extraordinarios - del Grupo Euskaltel en el ejercicio de 2017 habría sido de 66,3 millones de euros.

Euskaltel cerró 2017 ganando 49,7 millones de euros, un 20% menos.
Euskaltel cerró 2017 ganando 49,7 millones de euros, un 20% menos.

Respecto a clientes, la operadora registró 2,3 millones de productos contratados en los hogares vascos, gallegos y asturianos. Además, 151.000 nuevas líneas de móvil y 124.000 nuevos clientes de TV de pago. Por último, subrayar que los productos contratados de banda ancha crecieron en 94.000, hasta alcanzar los 489.000, aumentando en un 23,8% con respecto al ejercicio precedente.

Expansión: Euskaltel espera llegar a 2,7 millones de hogares para 2022

Como ya anunció antes sus accionistas el pasado año, el Grupo Euskaltel afronta una expansión que abarcará Navarra, León, Cantabria y La Rioja -, regiones y provincias del Norte colindantes con los mercados naturales de los tres operadores.

De esta manera, el Grupo podrá ofrecer sus servicios a un mercado de 7,6 millones de habitantes – 6 millones correspondientes a Euskadi, Galicia y Asturias, más 1,6 millones de personas de Navarra, León, Cantabria y La Rioja -, sumando más de 500.000 nuevos hogares como potenciales clientes.

La estrategia de expansión del Grupo se desarrolla bajo dos enfoques estratégicos. Por un lado, la expansión de su cobertura de red en las zonas que aún no disponen de acceso a su servicio en los mercados naturales en los que ya desarrolla su actividad, es decir, Euskadi, Galicia y Asturias, que tiene previsto añadir a la cobertura de su red de fibra 80.000 nuevos hogares y 6.200 nuevas empresas de estos tres territorios mediante despliegue de red propia de FTTH.

Presencia en Navarra: primer punto de venta y patrocinio de Osasuna

El otro enfoque abarca la expansión en los territorios colindantes. La ejecución de este plan de expansión es posible gracias al acuerdo alcanzado entre el Grupo Euskaltel y Orange, que permitirá al Grupo utilizar las redes FTTH desplegadas por Orange en estas zonas. El nuevo acuerdo alcanzado permitirá tanto la mutualización de viviendas en construcción compartida, como la utilización de la red de acceso de Orange bajo el concepto de servicios mayorista.

Si bien el plazo de ejecución del plan es de 5 años, ya ha comenzado su desarrollo con la expansión de Euskaltel a Navarra. El plan de desplegar la presencia de Euskaltel en Navarra y que sus habitantes puedan acceder a los productos y servicios avanzados de Telefonía fija, Banda Ancha de máxima capacidad y Televisión de pago de Euskaltel, además de la telefonía móvil, se ha iniciado ya en la localidad de Ansoain, y próximamente comenzará en la capital, Pamplona.

Coincidiendo con la presentación de resultados, la operadora inaugura en Ansoain el primer punto de venta del Grupo en Navarra. Precisamente, con el objetivo de reforzar su marca, iniciar la comercialización en Navarra y como muestra del compromiso de Euskaltel con los territorios en los que presta sus servicios, el Grupo ha cerrado esta mañana un acuerdo de patrocinio a 3 años con el Club Atlético Osasuna que, entre otras acciones de apoyo por parte de Euskaltel al Club y a la promoción del deporte base y a la educación en los valores humanos del deporte de los más jóvenes, lucirá el logo de la empresa en su camiseta durante el resto de la temporada, y lo hará en el equipo femenino rojillo durante las próximas campañas.