La digitalización está en boca y mente de las empresas españolas, pero no todas se animan a dar el salto. Mientras que las grandes compañías y la Administración Pública señalan este proceso como una de sus principales preocupaciones hoy en día, los pequeños negocios focalizan sus atenciones en captar nuevos clientes. Esta es una de las conclusiones del Observatorio Vodafone de la Empresa 2018que la operadora acaba de presentar.

De acuerdo con este estudio basado en 3.024 entrevistas a directivos y responsables de digitalización de organizaciones de diferentes tamaños, conectividad y seguridad figuran como las áreas de inversión más destacadas. Sin embargo, empiezan a cobrar fuerza cloud (hosting), análisis y Big Data, trabajo colaborativo e Internet de las Cosas, aunque están en una posición inferior.

Por otra parte, como explica José Luis Cuerda, director de la Unidad de Negocio de Empresa de Vodafone España, la eficiencia en los procesos y tareas es el argumento esgrimido por los encuestados como el gran beneficio de entrar en el mundo digital. Pero entre las ventajas comienza a aparecer también la relación con los clientes: “mi relación con los clientes ha mejorado porque estoy incorporando nuevas tecnologías”. A lo que añade: “en cuanto la digitalización se vea como una medida de generar ingresos, se implantará mucho más”.

En cuanto a barreras, el coste elevado de implantación ocupa el primer puesto y ha crecido respecto al informe del año pasado. “El hecho de que el gasto como principal barrera y que haya aumentado, se deba a que antes las empresas no contemplaban invertir en esa transformación”, expone el directivo. “Hace falta alguien que asesore al pequeño empresario en este camino porque la consumerización avanza a pasos agigantados y la nube se impondrá”.

Tras el coste, sigue el desconocimiento de las empresas de lo que les puede aportar la digitalización o, como indica el directivo, “no tiene una idea clara de qué modelo de digitalización puede ayudar a su negocio”. Y, en tercer lugar, la carencia de personal cualificado, así como la resistencia de los empleados a acometer esta transformación. “Esto pone de manifiesto que la transformación digital no va sólo de temas técnicos, sino también de personas, de una cuestión cultural”, observa José Luis Cuerda.     

La digitalización convence a las grandes compañías españolas, pero no a las pequeñas
La digitalización convence a las grandes compañías españolas, pero no a las pequeñas

Proveedores de nube pública

En relación a estas conclusiones, Vodafone Empresas tiene en el mercado un portfolio de soluciones para todos los segmentos empresariales: IoT, cloud & hosting, soluciones de seguridad (Secure Net, MDM), comunicaciones unificadas y centralita virtual en la nube (OneNet) y servicios digitales para empresas, además de Vodafone Digital Market Place. Según Cuerda, el negocio de empresas de la operadora ha crecido y en un porcentaje muy elevado ha sido gracias a los servicios digitales.

En este sentido, el directivo reconoce que los proveedores de nube pública pueden verse como competidores, por eso la estrategia de la telco es hacer un esquema de partnership en que se identifiquen oportunidades, en qué aspectos se puede colaborar, pero también descubrir en qué ámbito tus soluciones destacan sobre el resto. Y para Vodafone sus fortalezas son, entre otras, la conectividad y el campo de Internet de las Cosas.