Los ingresos de los servicios minoristas alcanzaron los 6.215 millones de euros en el segundo trimestre de 2019 y cayeron un 2,2% respecto a los del mismo periodo de 2018, según los datos estadísticos de la CNMC. Los servicios de banda ancha móvil sí que crecieron en tasas interanuales.

Los tres principales operadores de telecomunicaciones coparon en este trimestre el 76,3% de los ingresos minoristas del sector, un punto porcentual menos que en el mismo periodo de 2018.

Grupo MásMóvil aumentó sus ingresos minoristas un 16,3% en tasa interanual y representó el 6,8% del total. Movistar, por su parte, facturó un 1,2% más y su cuota se situó en el 42,7%; mientras que Vodafone y Orange redujeron sus ingresos procedentes del cliente final y también sus cuotas de mercado.

Ingresos por operadora segundo trimestre 2019.
Ingresos por operadora segundo trimestre 2019.

Otros parámetros

El total de accesos instalados NGA o de acceso a redes de nueva generación continuó creciendo este trimestre y llegó a los 59,4 millones de accesos, un 13,5% más que el año anterior.

Los únicos accesos que crecieron fueron los de fibra hasta el hogar (FTTH), con 48,7 millones de accesos desplegados frente a los 41,5 millones de junio de 2018.

Los accesos NGA sobre los que se presta algún servicio superaron los 12 millones, un 15,2% más que hace un año.

De los 15,1 millones de conexiones de banda ancha fija, 11,8 millones tenían una velocidad contratada de 30 Mbps o superior, lo que representa 1,6 millones más que en junio de 2018.

En junio de 2019, el 86,9% de las líneas de banda ancha fija pertenecían a los tres principales operadores, 3 puntos porcentuales menos que hace un año.

Si nos fijamos en las líneas móviles (que sumaron 54,6 millones, un 83,9% de ellas con conexión a Internet) el 77,8% pertenecían a los tres principales operadores, 2 puntos porcentuales menos que hace un año.

En junio de 2019, el total de paquetes cuádruples y quíntuples alcanzó los 12,4 millones. Los quíntuples fueron los que más crecieron a lo largo del año.

Finalmente, la televisión de pago subió un 2,1% en tasa interanual hasta los 6,8 millones de abonados. La televisión con tecnología IP se consolida como la mayoritaria, con 4,6 millones de abonados.