Avatel dona a Mensajeros de la Paz el importe de las cenas de empresa.
Avatel dona a Mensajeros de la Paz el importe de las cenas de empresa.

La operadora de telecomunicaciones Avatel ha donado a el importe destinado a las cenas de Navidad de la compañía, de forma tanto pecuniaria como en servicios, que irá a parar especialmente a atender las necesidades de menores y de familias con menores a su cargo en situación de vulnerabilidad.

El fundador de Mensajeros de la Paz, el padre Ángel García, ha agradecido la iniciativa durante una visita a las instalaciones de la empresa, que ha abierto además una cuestación interna entre sus empleados destinada a la ONG. El padre Ángel, que ha estado acompañado por el director general de Recursos Humanos de Avatel, Íñigo Autran, y la directora de Marketing y Comunicación, Rosa Lozano, ha subrayado el papel de las compañías de telecomunicaciones durante la pandemia. A su juicio, son “héroes” por romper las barreras del aislamiento y contribuir a que aflorara la solidaridad de la sociedad española.

Empresas como Avatel, ha asegurado, “han sido ángeles, habéis hecho que nos hayamos podido comunicar unos con otros, a veces estando encerrados en una habitación”. “Nos han permitido conectar con los demás, ser más felices, e incluso compartir la tristeza”, asevera.

Para el padre Ángel “dais esperanza, no de futuro, sino de presente” añadiendo que “el mundo de hoy es mejor gracias a vosotros”. En este sentido, ha explicado que las herramientas digitales han permitido a Mensajeros de la Paz entrar en casa de miles de personas y acompañarlas. “Hemos hecho misas y responsos por streaming y mandando vídeos y audios por WhatsApp”. En su opinión, se trata ya de instrumentos “imprescindibles”.

En este año de pandemia uno de los grandes males que ha afectado a toda la sociedad ha sido la soledad, algo que las redes de telecomunicaciones han contribuido a paliar, porque han facilitado que “nos podamos ver a través de la tecnología, creo que es una gracia de Dios porque que hace 20 años esto no existía”. Asimismo, ha destacado en especial la utilidad de la conectividad a la hora de mantener la escolarización y la atención sanitaria.

Por su parte, Avatel inicia con esta donación una colaboración con Mensajeros de la Paz con el objetivo de seguir desarrollado acciones conjuntas a lo largo de 2021.

El cuidado de niños y jóvenes sin hogar fue la primera actividad de Mensajeros de la Paz, fundada en 1962. Posteriormente amplió su campo de actuación a otros sectores sociales desprotegidos. En la actualidad su trabajo abarca personas sin hogar, mujeres en situación de riesgo, discapacitados, mayores y familias en situación de vulnerabilidad.

En 1994, la organización fue galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, por su labor social. En su más de medio siglo de vida además ha trascendido fronteras y ha realizado actividades en 50 países.