Con la llegada de la pandemia y el consecuente confinamiento se ha producido un aumento en la conectividad, que pone el foco en los riesgos de los operadores de telecomunicaciones. El teletrabajo y el incremento del uso de Internet aumentaron la demanda del sector. BDO, a través de su informe de riesgos , detalla los riesgos a los que se enfrentan las empresas de la industria en 2021.

A través de esta encuesta, los expertos, inversores y profesionales de telecomunicaciones pueden encontrar respuestas a: ¿Cómo ha cambiado el panorama de riesgos para el sector telecomunicaciones? ¿Cómo ha impactado la Covid-19 en la industria? ¿Qué áreas y riesgos específicos son los más altos en la industria de las telecomunicaciones?

Los hallazgos incluyen los cinco mayores riesgos a los que se enfrentan: las presiones derivadas de los tipos de interés (el 94%), el aumento de la competencia (90%), los riesgos crediticios (90%), los cambios desfavorables en la regulación (92%) y los cambios en los tipos de cambio y de divisas (90%). Todos ellos aumentan en un 20% de media con respecto a 2020.

Los aspectos financieros y económicos son los predominantes en el estudio. Las medidas para mitigar los riesgos de este calado incluyen la revisión de las previsiones y los presupuestos, la solución de que haya cambios en la liquidez y la definición de escenarios realistas para una posible exposición futura.

También se pone de manifiesto que la TI impulsa los cambios en las telecomunicaciones e identifican tanto las oportunidades como los desafíos alrededor de las nuevas tecnologías. 5G, edge computing y las soluciones relacionadas con la nube destacan como las tres áreas de enfoque central para muchas empresas de este sector.

5G, edge computing y las soluciones relacionadas con la nube destacan como las tres áreas de enfoque central

Además, la consolidación continuada de la industria, junto con el aumento de la competencia de los operadores de tecnología en este sector, pueden ejercer presión sobre el potencial de ganancias actual y futuro. Un ejemplo es el proyecto StarLink de Elon Musk, que promete ofrecer Internet de alta velocidad a través de una red de satélites. Dicho proyecto podría limitar el potencial de ganancias de las redes 5G.

Asimismo, la encuesta ha detectado consecuencias desfavorables en los cambios regulatorios, ya que, en la era digital, las personas se han sensibilizado a la hora de proteger su información personal. La gestión de los datos de las empresas y de las personas se ha convertido en un desafío por las diferencias del marco regulatorio según los países, con riesgos asociados a su cumplimiento.

Este informe se basa en el análisis en profundidad de más de 50 compañías del sector en todo el mundo. El análisis elaborado por BDO abarca desde empresas nacionales hasta algunos de los mayores conglomerados multinacionales de telecomunicaciones del mundo.

BDO presenta su informe Telecommunications risk factor 2021.
BDO presenta su informe Telecommunications risk factor 2021.

Enric Doménech, socio responsable de Risk Advisory de BDO reconoce que: “En unos momentos y en un entorno tan cambiante como los que estamos viviendo -no solo por los efectos de la Covid-19- las compañías de telecomunicaciones también se enfrentan a nuevos e importantes riesgos, algunos más tradicionales, pero que van a adquirir mayor relevancia en los próximos años.” Y añade: “los riesgos financieros, los riesgos de cumplimiento regulatorio y los riesgos de mercado por la creciente competencia y de crédito, así como otros más novedosos pueden golpear al sector de forma importante e inminente, como los derivados de los cambios tecnológicos y de la irrupción de nuevas tecnologías y los riesgos de ciberseguridad, entre otros”.

Sin embargo, admite el directivo, “un contexto cambiante ofrece oportunidades, con nuevas formas de trabajo generando nuevas necesidades y oportunidades de comunicación y nueva tecnología.” Por eso, insiste, “cuanto más ágiles, versátiles y correctamente focalizadas sean las respuestas de las compañías, tanto al control y minimización de los riesgos a los que se van a ver expuestas, como a aprovechar las oportunidades que va a ofrecer el mercado, mayor garantía de éxito tendrán sus estrategias en los próximos años.”

Diferencias por regiones

Las empresas del ámbito de las telecomunicaciones pueden utilizar el informe como herramienta de referencia para mitigar los riesgos, o para revisar o revisar los planes estratégicos existentes sobre la base de la información actualizada disponible en el mismo.

El análisis por regiones del informe ayuda a identificar las variaciones en el panorama. Por ejemplo, las empresas de la región de Asia y Pacífico son particularmente susceptibles a los riesgos de liquidez y a los cambios en los tipos de cambio, mientras que el aumento de la competencia en las Américas, es especialmente dominante.

Christian Goetz, responsable del equipo global de telecomunicaciones de BDO, afirma: "Las empresas de telecomunicaciones se enfrentan a nuevas oportunidades y desafíos. En los mercados y las economías que se ocupan de las consecuencias de COVID-19, saber a qué riesgos se enfrenta cada empresa, sus competidores y la industria en general es fundamental. La versión más reciente del estudio Telecommunications Risk Factor de BDO ilustra cómo los riesgos financieros y regulatorios deben son de principal relevancia para las empresas de telecomunicaciones, al igual que las necesidades cambiantes de los clientes y el desarrollo tecnológico."

El informe también incluye un análisis de riesgos futuros, recomendaciones para la mitigación de los mismos, ejemplos reales de cómo las empresas de telecomunicaciones han abordado las consecuencias de la pandemia y un análisis por regiones.