El operador global de telecomunicaciones ha realizado una a sus partners para conocer en qué pueden mejorar su servicio. LCRcomreconoce este tipo de comunicaciones entre empresa y socios como un valor fundamental con el que fomentar la fidelización de la relación comercial. Según la compañía, estas encuestas de satisfacción le dan la oportunidad de mejorar productos o servicios, detectar oportunidades de mercado, crear informes de gestión con métricas relevantes para la toma de decisiones y, por supuesto, la posibilidad de poder escuchar y hacer sentir valorados a sus partners. A este respecto, destaca que más del 60% de los encuestados puntúan su satisfacción con el servicio del operador entre 9 y 10, y un 24% le pone un 8. Esto demuestra que LCRcom aprueba como partner de confianza para sus colaboradores con un, nada desmerecedor, notable alto.

Satisfacción como partner. Encuesta de calidad de LCRcom.
Satisfacción como partner. Encuesta de calidad de LCRcom.

Del mismo modo que la compañía ha preguntado a sus socios por su nivel de satisfacción, también les ha permitido evaluar su portfolio de soluciones y el servicio de sus diferentes departamentos (técnico, comercial, atención al cliente, etc.). En este sentido, más del 80% de los participantes de la encuesta puntuaron su satisfacción con el portfolio de LCRcom entre un 8 y un 10. De estos, el 58% reconocía sus soluciones de OASIX, unas de las más recientemente potenciadas de su portfolio tras su integración dentro del Grupo Aire Networks en el verano de 2020. Dentro de los servicios de OASIX se encuentra la solución VDI (virtualización del escritorio), una de las más destacables dentro del universo cloud del operador.

Satisfacción con el portfolio. Encuesta de calidad de LCRcom.
Satisfacción con el portfolio. Encuesta de calidad de LCRcom.

VDI para llevar tu escritorio hasta las nubes 

A través de esta encuesta LCRcom ha comprobado que es capaz de ofrecer las soluciones preferidas por las pymes, entre ellas las que tienen que ver con la nube y que están actualmente en auge. Una de ellas es VDI, que es especialmente destacable en los tiempos del teletrabajo, dada su capacidad para facilitar el trabajo desde cualquier lugar y sin costes adicionales. Esta solución se puede aplicar a Windows y a Linux sin ningún tipo de complejidad operativa, permitiendo una gestión del trabajo remota, flexible y escalable a las necesidades del cliente. El operador además ofrece un pago adaptado al uso, sin alta ni permanencia y con soporte personalizado.

Lo más importante de estas soluciones VDI para los clientes y partners, y para la mayoría de las empresas, es la seguridad que aporta al entorno de trabajo. Durante los últimos meses, VDI ha dejado constancia de sus infinitos beneficios y, sin duda, de su capacidad para permitir a las empresas trabajar de forma cibersegura en un entorno totalmente controlado. Esta es una de las demandas más recurrentes dentro de este nuevo universo empresarial que ha empujado a los negocios a una transformación digital forzada, acelerada, aunque 100% necesaria y muy valiosa para el futuro de las organizaciones.