vio la luz en el año 2011 en la Costa del Sol fruto de una necesidad: dotar de infraestructura telco a la masiva construcción de vivienda que se había llevado a cabo en este enclave. En sus inicios focalizaron su actividad en Marbella y Mijas, primero ofreciendo WiMAXy posteriormente fibra. De pasar a ser un operador de nicho, en 2017 realizaron su primera compra: Sintonía de San Pedro de Alcántara (empresa que llevaba unos cuantos años ofreciendo conexión coaxial). A partir de esta operación, siguieron con la adquisición de TVHoradada en 2018. De esta manera, fueron expandiendo sus dominios por el litoral levantino, concretamente en Murcia y Alicante, afianzándose por el Mediterráneo. La compañía encontró gusto a eso de crecer inorgánicamente y en 2019 tuvieron la idea de replicarlo a nivel nacional. No en vano, en España hay más de 1.000 operadores locales, unos 300-400 muy atractivos para la firma. En otras palabras, que tenían y tienen mercado para crecer. El objetivo que se marcaron en 2019 fue comprar 40 operadores más, pero llegó la Covid y lo que parecía que iba a ser un freno a sus aspiraciones, fue todo lo contrario. En 2020 se hicieron con 53 y en 2021, hasta la fecha, con 38. La meta que se ha puesto la firma es llegar a los 110 (contando los del año pasado). Lo que quiere decir que tendremos noticias de más compras… durante al menos un par de años. Porque el modelo funciona, para qué cambiarlo.

Esta fórmula se asemeja mucho a la de Ahimas, pero Víctor Rodríguez, presidente ejecutivo, ha dejado claro que no es lo mismo: “Este plan de compra de operadores locales es un proyecto a cinco años y llevamos dos”. Proyecto de consolidación ha habido varios, pero para nosotros el ejemplo es Euskaltel (que surgió de una suma de operadores locales), no Ahimas”. Y añade: “Nuestra idea es hacer un mejor negocio para el operador local”. A este colectivo, que mantiene su identidad y marca, les ofrece ayuda en la compra de material, acceso a contratos y servicios de valor añadido como una plataforma móvil y TV (con una parrilla general y canales locales específicos), de cara a proporcionar una propuesta convergente al usuario. En este sentido, no descartan incorporar nuevas soluciones como alarmas, electricidad o luz…, pero no están en sus prioridades. Asimismo, están analizando las posibilidades de trabajar con XGPON. Su estrategia no se sustenta en un modelo low cost, sino en un brindar un servicio de calidad, que funcione bien.

El objetivo de Avatel es acabar 2021 con 110 operadores locales bajo su paraguas

Así, aunque Avatel nació desplegando WiMAX y fibra, este año se ha sacado su propio OMV full (bajo Ericsson y Movistar), lo que les ha hecho “ser públicos y notorios”, como ha indicado Ignacio Aguirre, consejero delegado, de tal forma que se perfilan como el quinto operador nacional. Sin embargo, “en nuestro ADN está la cercanía y la proximidad, siendo un líder en el sector rural”. Por ello, los directivos han reconocido que durante estos diez años “intentábamos pasar por debajo de radar, movernos entre el perfil bajo y el ocultismo”, pero al empezar con la plataforma móvil saltó la liebre porque superar las 30.000 portabilidades canta mucho.

Sede de Avatel en Alcobendas (Madrid).
Sede de Avatel en Alcobendas (Madrid).

Tienen una dimensión enfocada a empresas y pymes, pero Avatel se dirige a un público residencial. Actualmente, cuenta con 400.000 clientes de FTTH sobre una huella de 2.000.000 de hogares, 80.000 de WiMAX y cerca de 100.000 de móvil. Con 250 tiendas propias, en más de 500 poblaciones de entre 5.000 y 30.000 unidades inmobiliarias. Principalmente tienen mayor presencia de Madrid para abajo porque es donde más operadores locales hay, ya que la zona Norte estaba dominada por Euskaltel, R y Telecable. No obstante, Avatel quiere moverse por todo el territorio y llegará a todas la provincias el año que viene.

A nivel accionarial, la compañía cuenta con tres socios al mismo nivel de management, aunque con un porcentaje de 50% (Ignacio Aguirre y Víctor Rodríguez) - 50% (Jorge Gómez). A fecha de junio, su valoración de activos alcanzó los 256 millones y su volumen de inversión a 600 millones de euros, incluyendo la compra de operadores, entre 2020 y 2021.

La plantilla asciende a 2.200 personas. Los servicios centrales los ofrecen desde Alcobendas (Madrid), donde se ubica el NOC y la atención comercial, de marketing y ventas. Sin embargo, el core duro está a escala local, en todos aquellos operadores que van sumando a su proyecto.

Abiertos a comercializar a terceros, para este año Avatel ha estimado una facturación proforma de 265 millones y 123 millones de Ebitda. Pretende alcanzar estas cifras mediante un crecimiento orgánico, densificando la huella de red de las telco que compran, e inorgánico, mediante adquisiciones.