España cuenta con un nuevo operador mayorista de FTTH: . La compañía nace con el propósito de conectar los entornos rurales y las zonas con menor densidad de población del país. Su objetivo es facilitar la conectividad y digitalización para que los operadores de telecomunicaciones puedan ofrecer servicios de comunicaciones, Internet y TV a los residentes de estas áreas.

Su propósito es ser una red abierta y neutra para garantizar la conectividad ultra rápida y la digitalización de zonas muy rurales y de la España vaciada

Despliega redes FTTH ultramodernas en entornos rurales, y actualmente se encuentra activando redes de fibra en las comunidades autónomas de Extremadura y Castilla y León. Para ello desarrollará, en una primera fase, una huella que dará cobertura a cerca de 500 poblaciones, con una media de 400 hogares cada una, conectadas a través de una infraestructura propia de transmisión troncal de más de 1.300 km. De esta manera se podrán garantizar los mejores estándares de calidad de servicio en conectividad, independientemente de que sea una localidad con ubicación geográfica remota y de muy baja densidad de población.

Pedro Abad, consejero delegado de Asteo Red Neutra.
Pedro Abad, consejero delegado de Asteo Red Neutra.

“La falta de acceso a una conexión de calidad y transmisión veloz de datos se traduce en la pérdida de una serie de servicios que hacen que determinadas localidades carezcan de atractivo como sede para desarrollar una empresa o como población para tener una primera o segunda residencia”, explica Pedro Abad, consejero delegado de Asteo Red Neutra (en la foto).

“Queremos llegar a esas zonas que necesitan este tipo de servicios y permitir que todos los operadores, grandes y pequeños, puedan acceder a través de nuestras infraestructuras. Nuestro objetivo es facilitar la conexión de calidad en el mundo rural y evitar que acceda con retraso, o se pierda, la llegada de 5G”, añade Abad.

La inversión para el desarrollo de la primera fase de estas infraestructuras asciende a 40 millones de euros. Para ello Asteo cuenta con el apoyo del fondo de infraestructuras europeo (Connecting Europe Broadband Fund), que ha adquirido una participación mayoritaria en la compañía. Se trata de la octava inversión del fondo en Europa y la segunda en España.

El objetivo de CEBF, fondo que ha captado un capital de 555 millones de euros, es contribuir a través de sus inversiones al desarrollo de redes de banda ultra-ancha para dar cobertura a zonas rurales y semirurales.

 

 

Extensión de la banda ancha ultra rápida en España

De acuerdo con la  para lograr un mercado único digital uno de los tres objetivos principales para 2025 es lograr acceso a conectividad, de al menos 100 Mbps, para todos los hogares europeos, “esto incluye a las zonas más despobladas de nuestro país, la conocida también como España vaciada, por eso queremos contribuir a través de nuestra red abierta y neutral de nueva generación a facilitar la llegada de todos los operadores y empresas de Telecomunicaciones a esos territorios”, señala Pedro Abad.

Como parte de su plan de desarrollo de infraestructuras de conectividad, Asteo Red Neutra, se ha presentado a la primera convocatoria del Programa UNICO-Banda Ancha, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, dotado con un presupuesto de ayudas por 250 millones de euros para los proyectos que sean adjudicatarios en 2021.

En caso de resultar seleccionada, Asteo pretende sumar el esfuerzo de los fondos públicos al que ya realiza como entidad privada para facilitar la llegada de estas redes a mayor número de poblaciones con escasa o nula conectividad en la actualidad.