El octubre del pasado año se anunció la llegada al mercado de ASTEO Red Neutra. ¿Qué objetivos tenéis en mente?

Aunque nuestra llegada se anunció en octubre como fruto del acuerdo con el fondo europeo CEBF, nació en el mes de junio para dar respuesta a una necesidad que hay en nuestro país: cubrir con fibra algunos territorios de la España Vaciada. Queremos convertir la tecnología en un dinamizador socio económico de las zonas rurales, entendiendo las infraestructuras no como un concepto tecnológico, sino social, como garantía de que la digitalización se produzca en estas áreas.

“1 de cada 2 habitantes de las zonas rurales en España no tiene acceso a la fibra”

A pesar de que en España somos pioneros en el despliegue de fibra en Europa, alcanzando una cobertura del 86% según datos del FTTH Council Europe, si desagregamos este dato diferenciando entre ámbito rural y urbano, . Esto quiere decir que 1 de cada 2 habitantes que vive en estas áreas no tiene acceso a la fibra.

En Madrid, por el contrario, hay múltiples redes de fibra óptica desplegadas, hay overbuilding, por eso la cifra general se eleva al 86%. Es decir, nuestro país lidera la adopción de esta tecnología porque en las grandes ciudades hay muchas redes disponibles. Pero en nuestro territorio hay regiones con densidades de poblaciónmedia que carecen de esta infraestructura.

“Hay una correlación entre la despoblación y la falta de cobertura de fibra”

Hay una correlación entre la despoblación y la falta de cobertura de fibra. Lo que genera riqueza, economía, es la conectividad. Asteo nace para dar respuesta a esas necesidades tan concretas. Hicimos un análisis y nos centramos en las comunidades que lideran ese ranking: Extremadura y Castilla y León.

En vuestra carta de presentación mencionabais el apoyo de CEBF a vuestro plan de despliegue. ¿En qué consiste esta colaboración?

CEBF son las siglas de . Con sede en Luxemburgo, se trata de un fondo de ámbito europeo que está soportado por grandes organismos del continente como la Comisión Económica Europea (CEE) o el Banco Europeo de Inversiones (BEI), entre otros. Su mandato es apoyar y financiar los despliegues de banda ancha en el área rural, dinamizar la llegada de esta tecnología a estos enclaves. Tiene proyectos similares en Inglaterra, Eslovenia, Italia…

“El fondo europeo CEBF tiene una participación mayoritaria en el proyecto de Asteo”

Cuando desde Asteo empezamos a estudiar la parte financiera de nuestro proyecto, lo que nos gustó de CEBF es que tiene esa vocación industrial y misión social. Este fondo tiene una participación mayoritaria del proyecto. Esa solvencia nos permite en poner el foco en la ejecución técnica.

¿Cuál es vuestro modelo de negocio?

Nuestro modelo de negocio es innovador. Somos el primer operador FTTH neutro cien por cien rural. Esto supone que hacemos el gran desembolso inicial de despliegue de fibra y luego ponemos esa infraestructura a disposición de los operadores en modo mayorista.

Esta fórmula tiene dos grandes ventajas. Por un lado, garantizamos que llega la tecnología a esas regiones. Y hablamos de poblaciones pequeñas, incluso de 50 viviendas. El modelo neutro hace viable ese proyecto porque sería imposible que nosotros, además de dar cobertura, lo explotáramos. De esta manera ayudamos a los operadores que no tienen ese capex tan grande para realizar esa implementación inicial.

“Garantizamos que llega la tecnología y seguimos un formato de estrella para interconectarlas con un nodo central”

Y luego otra particularidad: utilizamos kilómetros de fibra para conectarlos entre sí. Lo complejo de este trabajo es llevar el tráfico de Internet hasta los nodos centrales. En Asteo interconectamos esas poblaciones dibujando una especie de rosario con segmentos cortos que se conectan. Vertebramos la provincia y seguimos un formato de estrella hasta conectar en Madrid con Interxion.

¿Qué os diferencia de otros competidores? ¿Qué infraestructura ponéis a disposición de vuestros clientes?

Lo que nos diferencia de nuestros competidores es que nos focalizamos en local. Somos cien por cien rural de verdad. Buscamos poblaciones que no tengan infraestructuras de aproximadamente por debajo de 2.000 habitantes.

“Somos cien por cien rural de verdad. Buscamos poblaciones que no tengan infraestructuras por debajo de 2.000 habitantes”

Nuestro planteamiento es claro: no discriminar por densidad de población. La idea es dibujar una espina dorsal que vertebra la provincia e ir dando más conexiones por proximidad. Cada caso es diferente por casuística y orografía.

Respecto a la infraestructura que ponemos a disposición de nuestros clientes vamos a construir 1.900 kilómetros en la primera fase para dar cobertura a 450 poblaciones y 170.000 hogares. Según el en España falta por cubrir entre 1.300 y 1.500 hogares. Son ubicaciones muy remotas y muy dispersas donde la complejidad radica en cómo conectarlas entre sí. Pero la complejidad no sólo es a nivel técnico, sino también de ejecución y gestión con las Administraciones Públicas. Hay muchas cuyas competencias afectan a estos trazados. Nuestro reto está en el trabajo con las distintas autoridades regionales, locales, hidrográficas, etc. porque todo lo que sea obra civil implica muchos procedimientos administrativos.

“En la primera fase vamos a construir 1.900 kilómetros de fibra de última generación XGPON para dar cobertura a 450 localidades y 170.000 hogares”

Respecto a la parte técnica recalcar que estamos desplegando ya la última generación de fibra óptica de redes XGPON. Es una infraestructura que va a dar servicio para los próximos 70 años y tan sólo habrá que escalar la electrónica. La fibra va a sustituir al cobre en durabilidad. De hecho, estas poblaciones van a tener mejor tecnología que la que disfrutan las grandes ciudades como Madrid, donde se implementó hace 10 años.

Pedro Abad, consejero delegado de Asteo Red Neutra.
Pedro Abad, consejero delegado de Asteo Red Neutra.

¿Qué conectividad ofrecéis? ¿La acompañáis de algún servicio?

En un primer momento los servicios que se van a dar van a ser para residencial. Nosotros aportamos la infraestructura con una tecnología de 1 a 10 gigas que soporte la conectividad y los servicios que cada operador oferte. Le configuramos los servicios en función de su estrategia comercial. Habitualmente se comercializa 100, 300 y 600 megas. Las infraestructuras deben estar dimensionadas a largo plazo, para asumir el crecimiento exponencial de unos años.

¿Qué balance hacéis de estos primeros meses de funcionamiento?

De estos seis meses hacemos un balance muy positivo, con una curva de aprendizaje inexistente. En julio iniciamos el despliegue desde el minuto 1, eso nos hace tener datos resaltables: 40.000 viviendas con cobertura de fibra.

Como mayorista, ¿con cuántos operadores contáis?

Ahora estamos negociando con diferentes compañías. Nuestra red va a dar acogida a operadores locales, regionales o nacionales, aunque de momento están muy avanzadas las negociaciones con operadores locales.

Estamos terminando las integraciones de nuestros sistemas. En febrero esperamos tener los servicios activos. Esa es nuestra hoja de ruta.

Extremadura y Castilla y León han sido los primeros proyectos puestos en marcha. ¿Cómo están avanzando?

Hemos empezado por Cáceres y Badajoz, es donde más avanzados estamos. Estamos ahora acometiendo Segovia, Salamanca y Burgos.

Más allá de estas provincias, ¿vais a tener presencia en otras próximamente?

Actualmente estamos analizando la fase 2. Es un modelo replicable a otras provincias y estamos abiertos a cualquier geografía que necesite este tipo de solución.

¿Qué ocurre con la llegada de la fibra a los negocios? ¿El FTTB? Además, el teletrabajo ha llevado a la demanda de banda ancha en casa, en los entornos rurales muchas empresas necesitan conexión… ¿Cómo se está abordando este segmento?

A la hora de vertebrar un territorio hay que tener en cuenta el tejido empresarial. Desde Asteo nos ofrecemos a las administraciones para darle flexibilidad a nuestra infraestructura y ofrecer cobertura a su tejido empresarial. Somos proactivos en este terreno. Queremos convertirnos en el aliado de la digitalización de su tejido empresarial. Hablamos anticipadamente con las administraciones para incorporar en los planes de despliegue estos ámbitos.

 “Queremos convertirnos en el aliado de la digitalización del tejido empresarial de estas poblaciones”

De acuerdo con Oliver Wyman las oportunidades de inversión en el segmento de FTTH, tanto en despliegue como en el mantenimiento, son muy atractivas, contando con el apoyo de fondos europeos y nacionales. Sin embargo, indica que habrá un cambio estructural en el empleo en materia de instalación, mantenimiento y reparación de redes. ¿Está de acuerdo con esta valoración?

Estoy totalmente de acuerdo. Vemos que esta es una pieza clave. Estamos hablando de territorios que no tienen infraestructura, pero tampoco tienen empresas de telecomunicaciones. En Asteo estamos trabajando muy activamente, a nivel formativo, para crear este tipo de empresas.

España tiene una implantación de FTTH muy avanzada, ¿cuál es el estado de sitio de esta tecnología en nuestro país y cuáles serán los próximos desarrollos e innovaciones en este terreno a nivel técnico y de negocio?

El reto es que lleguemos a la España Vaciada. Vamos a ser uno de los actores a la hora de mitigar ese gap, de acabar con la brecha digital.

5G es el siguiente avance, pero 5G va de la mano de la fibra. Esta generación de redes móviles no aporta mayor capacidad respecto a 3G o 4G, sino menores latencias que permiten unos casos de uso que las tecnologías previas no pueden acometer. Por ejemplo, la conducción autónoma que precisa de comunicación instantánea. Las estaciones bases de 5G para dar estos servicios futuros requerirán estar soportadas por fibra óptica. Hay una simbiosis o comunidad entre ambas.

“5G va de la mano de la fibra”

Todo arranca en una infraestructura capaz de soportar el transporte. Desde Asteo decimos que nuestras infraestructuras nos permitirán que estos territorios no pierdan el tren de 5G, del edge, del data center… De las nuevas tendencias, como la de acercar el dato al usuario.

¿Y qué pasará en aquellos enclaves dónde no pueda llegar la fibra? ¿Se complementará con otras tecnologías?

Hay soluciones radio que son muy solventes. La evolución será un híbrido: llegar con fibra hasta donde sea posible orográfica y geográficamente y luego se complementará con tecnologías radio.