Bezeq, firma referente de Internet en Israel y proveedor internacional de telecomunicaciones, ha elegido a Interoute Communications para ampliar su red en el corazón de Europa. Jonah, el nuevo cable submarino de 2.300 kilómetros de Bezeq, conectará Israel con Europa a través de la red paneuropea de fibra óptica de Interoute. El punto de enlace se ubicará en el centro de acceso a la red de Interoute en Bari, Italia.
  Un proyecto estratégico que proporciona a Israel independencia real en telecomunicaciones, gracias a que Bezeq International es la propietaria del nuevo cable. El acceso en Bari fue elegido porque permite interconectar toda la red de Interoute y abre nuevas oportunidades de negocio con los principales operadores, que ya están conectados a la red de Interoute y buscan llegar a Israel y al resto de Oriente Medio de la forma más directa.   Jonah está equipado con dos pares de fibra óptica que permiten transportar más de 7 Terabit/segundo. Esto mejorará la infraestructura de Internet en Israel y ayudará a eliminar los cuellos de botella en las conexiones con el extranjero.
  "Esta cooperación con Interoute supone un paso significativo en el desarrollo de nuestra infraestructura internacional para dar un mejor servicio tanto a los israelíes como a los clientes globales”, señala Isaac Benbenisti, CEO de Bezeq International. “Interoute nos proporciona acceso flexible a una red con amplia presencia paneuropea, potenciando así nuestra capacidad para ofrecer el mejor rendimiento y establecer nuevos estándares de servicio de Internet en Israel y en la región en general", añadió el directivo.