José Antonio López, consejero delegado de Ericsson España, durante su intervención en Santander.
José Antonio López, consejero delegado de Ericsson España, durante su intervención en Santander.

Durante su intervención en el 30 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital celebrado en Santander, José Antonio López, consejero delegado de Ericsson, expuso un plan B para construir la España digital. El impulso para esa digitalización, aseguró, tiene que nacer de las propias empresas, dado el escenario de incertidumbre política y el escaso interés que muestran políticos y Administración por la agenda digital.

López señaló que este plan B tiene un pilar fundamental: debe sustentarse en el trabajo conjunto y en la interrelación de las empresas del sector, y, en este punto, destacó el papel aglutinador y representativo que desempeña Ametic. El segundo pilar del plan debe ser la identificación de los sectores donde la digitalización puede incidir de forma clara. ¿Cómo? López propuso que Ametic lidere el diálogo con las asociaciones que representen a cada sector para identificar “empresas bandera” y que sean estas las que ayuden a “estandarizar” las soluciones adoptadas. Ese conocimiento saltaría después a las universidades, a la sociedad.

El consejero delegado de Ericsson tiene claro cuál sería el primer sector: “Proponemos empezar ya con la automoción”. La idea es penetrar digitalmente en las plantas de producción y “trabajar en el concepto Smart Factory”. El segundo sector, explicó López, sería el del turismo, donde se puede construir una plataforma múltiple.

José Antonio López también destacó el 5G como “motor de la digitalización”. En España hay que “construir talento para desplegar el 5G”. Por eso, el directivo de Ericsson lanzó otra propuesta de acción conjunta: sumar esfuerzos y voces en 5Tonic, un laboratorio abierto, destinado a crear un ecosistema que reúna a los sectores de la innovación, industria, y academia.