La Comisión Europea ha adjudicado a Ericsson dos proyectos integrados en el programa Horizonte 2020 para desarrollar investigación innovadora utilizando tecnologías 5G, en colaboración con los socios de la compañía en los sectores energético y académico. El objetivo es responder a los retos a los que se enfrenta la actual industria de las utilities.

Ericsson desarrolla dos proyectos de 5G para la Comisión Europea
Ericsson desarrolla dos proyectos de 5G para la Comisión Europea

El proyecto SUCCESS tiene como objetivo desarrollar nuevas soluciones basadas en tecnologías 5G para garantizar la seguridad de las redes de energía, con una especial atención en los contadores inteligentes. El proyecto cuenta con 16 socios de la industria, el mundo académico y las utilities, y tiene una duración de 26 meses.

Por otro lado, el proyecto RE-SERVE, tiene como objetivo desarrollar nuevas técnicas y soluciones basadas en la tecnología 5G para ayudar a los proveedores de energía a equilibrar el voltaje y la frecuencia de la fuente de energía y mantener así un suministro de energía estable para la sociedad. Al mismo tiempo, incrementar la proporción de energía generada por las fuentes renovables volátiles como solar y eólica. Con una duración de 30 meses y la participación de 11 socios, el mundo académico y las utilities, el proyecto comenzó el pasado 1 de octubre.

El Ericsson Eurolab en Aquisgrán liderará ambos proyectos, y el profesor Antonello Monti de la Universidad RWTH de la ciudad alemana será el director técnico.

Electrical Supply Board Networks (ESB Networks), compañía líder del sector energético de Irlanda y que está a la vanguardia de acciones con contadores inteligentes, es un socio clave de ambos proyectos y realizará pruebas en su mercado doméstico.

Marguerite Sayers, directora general de ESB Networks, afirma: “Las redes inteligentes de energía son clave para integrar con éxito altos niveles de energía renovable distribuida, calefacción eléctrica y transporte con electricidad, y por tanto ayudan a garantizar un futuro sin carbono. Los avances en redes inteligentes solo se pueden hacer mediante un liderazgo pionero y adoptando tecnologías de última generación.

 “Gracias a esta colaboración, ESB se compromete con Ericsson, un líder mundial en tecnología de las comunicaciones, y el mundo académico europeo, para desarrollar y ensayar nuevas tecnologías y estándares que harán avanzar la sostenibilidad a largo plazo de la industria energética. Tanto SUCCESS como RE-SERVE son proyectos pioneros que ayudarán a garantizar la seguridad y resistencia de las redes energéticas mediante la transición a la descarbonización. Esta asociación demuestra el compromiso de ESB Networks de lograr soluciones innovadores, explotando nuevas tecnologías y metodologías que se suministrarán tanto a nuestros clientes como a las sociedades futuras”.

Charlotta Sund, directora de clientes de Industry & Society de Ericsson, añade: “Con la constante transformación de todas las industrias que saldrán favorecidas por el 5G, el Internet de las Cosas y las tecnologías en la nube, Ericsson se compromete a colaborar con los socios de los sectores líderes en investigar e innovar para el mundo en el que todo lo que pueda estar conectado estará conectado. Nos complace trabajar con las utilities líderes e institutos de investigación para explorar y solucionar los desafíos asociados con asuntos principales como ciberseguridad, así como en gestionar el uso de las renovables manteniendo al tiempo la estabilidad de la red y un suministro seguro”.

El profesor Antonello Monti, director técnico de la Universidad RWTH de Aquisgrán, dijo: “Las redes futuras serán infraestructuras centradas en el cliente: los usuarios finales, ahora ‘prosumidores’, interactuarán con operaciones de red. RE-SERVE y SUCCESS son dos proyectos perfectamente complementarios para tener el cuadro de estos sistemas futuristas.

Mientras que RE-SERVE definirá cómo se producirá la interacción técnica, SUCCESS definirá cómo garantizar que esta interacción sea segura, mientras que el objetivo final es crear un sistema flexible y seguro preparado para una sociedad libre de carbono”.