Ericsson incorpora la Inteligencia Artificial a sus productos. Por una parte, la compañía optimiza su cartera de servicios de red con Network Intelligence y Omni Network Channel. Ambas propuestas se basan en la inteligencia artificial, la automatización y el análisis predictivo para abordar la compleja realidad a la que se enfrentan los proveedores de servicios de comunicaciones: el crecimiento exponencial de los datos y la continua incorporación de nuevas tecnologías como 5G, la transformación digital y la existencia de fuentes de información y conocimientos dispersos.

Network Intelligence es un servicio de soporte preventivo basado en IA que permite identificar y resolver problemas antes de que afecten al rendimiento de la red. Evita interrupciones críticas y proporciona la estabilidad necesaria de la red para la continuidad del servicio y un rendimiento óptimo de extremo a extremo. Estudios del proveedor demuestran que la inteligencia de red reduce los incidentes críticos hasta en un 35% mediante la recopilación selectiva de datos y resuelve automáticamente los problemas en cinco minutos de promedio desde el momento en que se obtienen los datos.

Omni Network Channel es un espacio de trabajo digital unificado para la interacción entre el proveedor de servicios de comunicaciones y Ericsson que proporciona una navegación sencilla, funciones de autoayuda y una colaboración fluida. Este entorno mejora el rendimiento de la red y la satisfacción del consumidor gracias a una resolución más rápida de los problemas. Asimismo, también facilita la adopción de nuevas tecnologías como 5G y ofrece soporte a los service providers en el desarrollo de las competencias de su personal.

Ericsson presenta nuevos servicios basados en IA.
Ericsson presenta nuevos servicios basados en IA.

Gestión energética

Por otro lado, la multinacional ha lanzado las operaciones de infraestructura energética basadas en IA, una nueva solución de gestión energética que utiliza la inteligencia artificial y el análisis avanzado de datos para optimizar el consumo energético en toda la infraestructura de red.

Esta nueva solución está integrada en el Ericsson Operations Engine y permite a los proveedores de servicios reducir los costes operativos y las emisiones de CO2 de sus redes, a la vez que maximizan la disponibilidad del emplazamiento.

Las operaciones de infraestructura energética utilizan tecnología de vanguardia para crear eficiencias energéticas en la red de radio, donde se pueden alcanzar mayores ahorros. La nueva solución no solo permite ahorros energéticos en el emplazamiento, sino que también introduce eficiencias operativas gracias a la reducción de las visitas presenciales y, en última instancia, la reducción de las emisiones de CO2 en varios niveles.

El despliegue de las operaciones de infraestructura energética basadas en la IA permite conseguir:

- Una reducción del ~15 % en los gastos operativos relacionados con la energía

- Una reducción del ~15 % en las visitas a los emplazamientos relacionados con la infraestructura pasiva

- Una reducción del ~30 % en las interrupciones relacionadas con el suministro eléctrico

La solución de operaciones de infraestructura energética se ha probado con clientes de Europa-Asia, Europa-Oriente Medio y América Latina.

Hoy en día, el consumo energético representa entre el 20 y el 40% de los gastos operativos anuales de un emplazamiento. Según el informe de Ericsson, la IA enriquece la experiencia del cliente, la reducción de los gastos operativos se encuentra entre las principales prioridades de los operadores.

Según indica la compañía, estos porcentajes aluden a ahorros indicativos. Los beneficios concretos derivados de la implementación de esta solución variarán en función de los costes y las eficiencias existentes.