Redes domésticas Powerline: siempre conectados
Redes domésticas Powerline: siempre conectados

Las tuberías de agua caliente pueden suponer un obstáculo importante para el Wi-Fi debido a que el agua tiene un fuerte efecto atenuante. Sin mencionar el hecho de que los techos y las paredes a menudo debilitan las señales. Es por esto que millones de usuarios utilizan la tecnología Powerline para combatir el problema de una señal Wi-Fi débil. Esta tecnología supera fácilmente techos, paredes y tuberías de agua, ya que utiliza la propia línea eléctrica del hogar haciendo que la señal de Internet esté accesible en cualquier toma de corriente de la casa. devolo ofrece una serie de consejos para aprovechar al máximo una red doméstica Powerline, ya sea para montar tu oficina en casa, para preparar un “rincón Gaming” o para darle toda la potencia de Internet a una smart TV.

Siguiendo unas simples reglas puedes encontrar el lugar adecuado para conectar tu adaptador. En primer lugar, conecta el adaptador directamente a un enchufe, no a una regleta o a un cable de extensión. Una solución es hacer uso del enchufe integrado en el propio adaptador de devolo para enchufar una regleta en ese punto. Este enchufe actúa como un filtro de supresión de interferencias para garantizar que la red Powerline funcione de manera óptima.

La combinación entre red Powerline y tecnología W-iFi mesh te permitirá obtener la mejor conexión, ofreciendo una gran cantidad de mejoras. Entre ellas está la posibilidad de crear una red Wi-Fi única en lugar de tener múltiples puntos de acceso inalámbricos con diferentes datos de acceso. Además, los dispositivos conectados cambian de un punto de acceso a otro automáticamente.