Hace un mes, Telefónica anunciaba el lanzamiento, de la mano de Aruba, del nuevo servicio flexSITE, una propuesta de conectividad inteligente que evoluciona las redes LAN y Wireless LAN. Basado en Aruba Central, esta propuesta gestionada en la nube ofrece a las empresas mayor flexibilidad, visibilidad y seguridad de su infraestructura. 

En los últimos años la tecnología ha sufrido muchos cambios importantes, en 2020 comienza la época del edge y de los datos, unas innovaciones que van encaminadas a mejorar la eficiencia, la productividad y la competitividad. De hecho, tal y como ha señalado José Tormo, director para el Sur de Europa en Aruba (en la foto), las previsiones de los analistas apuntan que hasta 2022 se multiplicarán por diez los dispositivos conectados a las redes empresariales y pasando de 5.000 millones a 55.000 millones. “Estos van a generar en el edge el 75% de los datos y esos datos se van a tener que procesar en tiempo real” para poder sacar resultados para el negocio. A todo ello hay que sumar que el 58% del gasto en IT será en modo servicio. En definitiva, habrá más dispositivos, más datos y más “as a service”. Ante esta situación que se nos viene encima, los clientes se encuentran con diferentes retos como la existencia de silos en sus redes, la falta de automatización y visualización de las mismas y un aumento de las amenazas de seguridad.

José Tormo, director sur de Europa de Aruba, una compañía de Hewlett Packard.
José Tormo, director sur de Europa de Aruba, una compañía de Hewlett Packard.

Para responder a estos desafíos, Aruba dispone de la Edge Services Plataform (Aruba ESP), una plataforma cloud basada en Inteligencia Artificial y diseñada para automatizar y proteger. Cuenta, en palabras de José Tormo, con cuatro atributos, tres tecnológicos (operaciones basadas en IA, infraestructura centralizada y zero trust security) y un cuarto operacional: modelo de consumo flexible. El centro neurálgico de esta solución es Aruba Central, y la customización de dicha plataforma es flexSITE, una propuesta que la compañía ha venido trabajando con Telefónica.

Gestión segura de la red de extremo a extremo

“Se trata de una solución ágil, flexible, en modo servicio, segura y que ofrece una visión de extremo a extremo íntegra”, ha indicado Andrés López Hedoire, director de Marketing de Producto Empresas de Telefónica España. Según el directivo, la operadora eligió a Aruba por contar con una tecnología líder, segura y que proporciona una arquitectura unificada y una visibilidad completa del rendimiento de la red, permitiendo a los clientes personalizar la Wi-Fi para empleados y visitantes, así como conseguir analítica del comportamiento de los usuarios.

Desplegada en la propia nube de Telefónica e integrada con SD-WAN y SD-LAN de la operadora, aporta un extra en términos de seguridad. “Cada vez estamos más expuestos. En Telefónica sabemos lo que supone la pérdida de datos para nosotros mismos y para nuestros clientes. A la seguridad de la solución de Aruba, añadimos la nuestra”, ha puntualizado el portavoz de la operadora. Y es que, la seguridad es “un atributo válido y necesario” en las empresas puesto que supone un riesgo para el negocio no tener la protección suficiente. Eso implica que, de hecho, los presupuestos en esta partida siguen creciendo en España.

Compatible también con los servicios corporativos de IoT, Big data e IA de la telco, esta solución facilita la gestión de todas las redes extremo a extremo, eliminando silos. “El plus que ofrece es poder automatizar todo el entorno. La automatización permite integrar los procesos en un único proceso y que la red no sea el cuello de botella. Además, permite a los departamentos de TI explorar mucho el dato, lo que ocurre en la red”.

Para entornos distribuidos y grandes cuentas

Con instalación y mantenimiento, este servicio se abona mediante una cuota mensual y se puede aplicar a todos los sectores de actividad dirigiéndose a entornos complejos con sedes distribuidas, grandes y medianas empresas y también a la Administración Pública. “Llevamos la seguridad del entorno corporativo a la micro branch o a la casa del trabajador”, ha expresado José Tormo.

En general, es “particularmente aplicable a entornos con conexiones públicas”, ha subrayado Andrés López. En general, está dirigido a grandes cuentas y medianas empresas, un target de cliente que supera los 20.000-30.000 en nuestro país, lo que abre un porcentaje de mercado enorme.

A día de hoy, Telefónica ya tiene las primeras referencias de clientes en banca y seguros.