El proyecto Hexa-X empezó su andadura a comienzos de año, un proyecto clave y estratégico en el que 5TONIC está profundamente involucrado, sentando las bases de la próxima generación de redes móviles (Hexa) mediante investigación exploratoria (X), con el objetivo de conectar el mundo digital, humano y físico con elementos clave para el desarrollo de la sexta generación de comunicaciones móviles 6G.

Si bien 5G nos permite consumir contenidos digitales en cualquier lugar y en cualquier momento, la tecnología del futuro debería permitirnos integrarnos por completo en mundos virtuales o digitales. Se espera que para 2030, la inteligencia humana aumentará al estar estrechamente vinculada e interconectada con tecnologías digitales. Gracias a los avances en inteligencia artificial, las máquinas pueden transformar datos en razonamientos y decisiones que ayudarán a las personas a comprender y actuar mejor con nuestro entorno.

A medida que las máquinas domésticas e industriales se transforman en conjuntos de robots y drones multifunción, las nuevas interfaces hápticas y de hombre-máquina deberían convertirse en una parte integral de la futura red. Hexa-X prevé un futuro en el que la experiencia diaria será enriquecida por una integración perfecta del entorno físico, humano y digital gracias a las nuevas tecnologías de red y de los dispositivos. No cabe duda de que este tipo de transformación generará oportunidades económicas y desafíos sociales sin precedentes en torno al año 2030, además de requerir un cambio fundamental en la forma en que se diseñan las redes móviles. Asimismo, será necesario responder a diversos requerimientos clave como: atender el aumento masivo de tráfico y una cantidad cada vez mayor de dispositivos y mercados, al mismo tiempo que se cumplen los estándares más altos posibles en cuanto a eficiencia energética, fuerte seguridad, así como la optimización del despliegue y de la operación de la red, para permitir el crecimiento sostenible de forma fiable y segura. 

5TONIC se une a Hexa-X para dar forma a la 6G.
5TONIC se une a Hexa-X para dar forma a la 6G.

Objetivos del consorcio

El consorcio Hexa-X, compuesto por 25 socios (incluidos los miembros de 5TONIC: Telefónica, la Universidad Carlos III de Madrid y Ericsson), reúne a los actores clave de la industria en Europa, junto con la cadena de valor al completo de las futuras soluciones de conectividad que van desde proveedores de red, operadores, sectores verticales y proveedores tecnológicos, así como a los centros de investigación y las universidades europeas más destacadas en este ámbito. Los socios han identificado seis principales retos en la investigación que deben sentar las bases técnicas de los sistemas de redes móviles en la era B5G/6G: 

•         Conectar la Inteligencia (Connecting intelligence): B5G/6G debería asumir un papel crucial y de responsabilidad en los despliegues de inteligencia a gran escala en la sociedad en general. B5G/6G proporcionará un marco para respaldar, mejorar y, en definitiva, permitir un control seguro y fiable en tiempo real, transformando las tecnologías de AI/Machine Learning (ML) en una herramienta clave y confiable para mejorar significativamente la eficiencia y la experiencia de servicio, con la integración del factor humano (“human in the loop”).

•         Red de Redes (Network of networks): B5G/6G agregará diferentes tipos de recursos, incluidos la comunicación, los datos y el procesamiento de inteligencia artificial que se conectan, óptimamente, a diferentes escalas y que van desde, por ejemplo, in-body, intra-machine, interiores, centros de procesado de datos; hasta áreas de red extensa.  Su integración da como resultado un enorme ecosistema digital que se vuelve cada vez más competente, inteligente, complejo y heterogéneo; creando finalmente, una única red de redes. Atenderá diversas necesidades, admitirá diferentes nodos y medios de conectividad, y gestionará el despliegue y la operación a gran escala, cumpliendo diversos requisitos con la máxima eficiencia (costes) y flexibilidad, facilitando el crecimiento empresarial y económico, así como respondiendo a los principales desafíos sociales, como el desarrollo sostenible, la salud, la seguridad y la brecha digital.

•         Sostenibilidad (Sustainability): B5G/6G transformará las redes en una infraestructura digital de energía optimizada y revisará en profundidad todas las cadenas de recursos de las redes móviles para reducir, a nivel global, la huella medioambiental global de las TIC. El tejido digital también creará la capacidad de detectar y comprender el estado del mundo físico en tiempo real y, como tal, impulsar la sostenibilidad desde una visión medioambiental, económica y social, proporcionando herramientas de digitalización eficaces y sostenibles para la industria de la UE y Global, la sociedad y los reguladores, haciendo posible los ODS de la ONU y ayudando en la implementación y operación del Pacto Verde Europeo hacia una economía circular y una Europa sostenible, especialmente tras la pandemia del COVID-19.

•         Cobertura Global de Servicio (Global service coverage). B5G/6G apostará por la inclusión digital como una de las principales prioridades y abarcará soluciones eficientes y asequibles para la cobertura de servicios globales, conectando lugares remotos como zonas rurales, transportes marítimos o vastas extensiones de tierra, permitiendo nuevos servicios y negocios que promoverán el crecimiento económico y la reducción de la brecha digital, así como la mejora de la seguridad y la eficiencia de las operaciones en aquellas regiones hasta ahora no cubiertas o con mala cobertura.

•         Experiencia Extrema (Extreme Experience). B5G/6G proporcionará tasas binarias extremas, latencias extremadamente bajas (imperceptibles), capacidad aparentemente infinita y localización y detección de alta precisión, impulsando el rendimiento de las redes más allá de lo que es posible con 5G, liberando el valor comercial de las nuevas tecnologías y acelerando el ritmo de digitalización.

•         Confianza (Trustworthiness): B5G/6G garantizará la confidencialidad e integridad de las comunicaciones de extremo a extremo, y garantizará la privacidad de los datos, la seguridad y resiliencia de las operaciones, generando confianza en las redes móviles y sus aplicaciones entre consumidores y empresas. Esto significará el apoyo y la promoción de los valores europeos de la seguridad, confianza y protección de la privacidad, así como el objetivo de la soberanía tecnológica de la UE para fomentar una Europa abierta, confiable y democrática en la era digital.

El Proyecto Hexa-X aspira a desarrollar los principales facilitadores y/o actores tecnológicos en las áreas de (i) nuevas tecnologías de acceso de radio de alta frecuencia, así como localización de alta resolución; (ii) conectividad inteligente a través de una interfaz radio y una gestión de las futuras redes guiada mediante inteligencia, y (iii) facilitadores de arquitectura 6G que permitan la desagregación de la red y la fiabilidad dinámica en función de los requisitos de la misma. El proyecto tendrá una duración de 30 meses y un presupuesto de casi 12 millones de euros.