Las redes digitales permitirán crear en Europa 2,4 millones de nuevos empleos.
Las redes digitales permitirán crear en Europa 2,4 millones de nuevos empleos.

Europa puede crear 2,4 millones de nuevos puestos de trabajo en los próximos cuatro años a través de la digitalización, al tiempo que impulsa el crecimiento económico y acelera la transformación ecológica. Esto requerirá un esfuerzo de 300.000 millones de euros en términos de inversión en redes de telecomunicaciones, con medidas adicionales necesarias para estimular la demanda y la cualificación digital. Estas son las principales conclusiones del informe , realizado por la consultora BCG para la ETNO.

La publicación de este estudio se produce en el momento en que los jefes de Estado y de Gobierno de la UE se reúnen para que el Consejo Europeo debata, entre otros asuntos, el futuro de la política industrial y digital del viejo continente.

La oportunidad digital de Europa

El análisis concluye que solo 5G puede generar un aumento anual de 113.000 millones de euros en el PIB y 2,4 millones de nuevos puestos de trabajo en Europa para 2025. A medida que la UE se esfuerza por reactivar la economía con el Plan de Recuperación, la creación de redes gigabit y servicios digitales innovadores puede ayudar a aumentar la productividad y generar una forma más inteligente de trabajar.

5G puede generar un aumento anual de 113.000 millones de euros en el PIB y 2,4 millones de nuevos puestos de trabajo en Europa para 2025

BCG considera que una adopción generalizada de soluciones digitales también puede reducir las emisiones de carbono hasta en un 15%. Los principales habilitadores incluyen reducciones de emisiones del 30% gracias a las smart cities y recortes de emisiones del 30% a través de la transformación digital en el sector de los transportes.

Más inversión

Para aprovechar esta oportunidad, Europa debe aumentar drásticamente su capacidad de inversión en red para alcanzar velocidades gigabit en todos los territorios y garantizar la plena inclusión digital. BCG estima que todavía se necesitan 150.000 millones de euros para alcanzar un escenario 5G completo en Europa, mientras que se necesitan 150.000 millones de euros adicionales para terminar de actualizar la infraestructura fija a velocidades gigabit.

Todavía faltan 300.000 millones de euros para redes y 40.000 millones de euros al año para escuelas y pymes

Sin embargo, el aumento de la inversión también es muy necesario por el lado de la demanda, ya que el 83% de las pymes de la UE siguen sin utilizar una solución de nube avanzada y el 60% de los jóvenes de 9 años están siendo educados actualmente en escuelas que no están equipadas digitalmente. La firma de análisis considera que la mejora de la infraestructura digital de todas las escuelas europeas requeriría 14.000 millones de euros al año, lo que corresponde al 1,8% del fondo de próxima generación de la UE. Del mismo modo, la digitalización de todas las pymes europeas requeriría 26.000 millones de euros al año, es decir, el 3,5% de dichos fondos.

Soluciones de telecomunicaciones

El informe desvela que el sector europeo de las telecomunicaciones está acelerando su transformación en 7 áreas principales: liderazgo en redes, nuevos modelos de colaboración, próxima generación B2B, enfoque de clientes basado en datos (data-driven), innovaciones up-stack simplificación radical y nuevas formas de trabajar.

Esto está llevando a innovación de vanguardia en campos como la nube, edge-cloud, los servicios basados en datos, e-ID y OpenRAN, por nombrar solo algunos. La colaboración dentro de la industria y en todos los sectores industriales europeos surge como la característica que define esta nueva fase. Los ciudadanos y las empresas europeas pueden ver nuevas oportunidades de crecimiento socioeconómico potenciadas por servicios digitales diseñados en torno a los valores europeos.

Políticas europeas

Las estrategias digitales generales de la UE establecen la ambición de lograr un liderazgo digital a nivel mundial. Sin embargo, el espíritu de los objetivos políticos europeos debe impregnar ahora las medidas políticas y reglamentarias tanto a nivel del continente como a escala nacional. El informe detalla una serie de acciones políticas urgentes como: aumentar el atractivo de la inversión en el roll-out o puesta en marcha; permitir una mayor colaboración en el sector; estimular la demanda y la transformación digital en todos los campos industriales; priorizar el liderazgo en los servicios digitales europeos; y una ambiciosa inversión en habilidades digitales.

Sobre estas conclusiones, Lise Fuhr, directora general de ETNO, indica: "Este informe muestra que la oportunidad gigabit de Europa es extremadamente relevante para hacer frente a los principales desafíos actuales, incluida la recuperación y la transición ecológica. Hacemos un llamamiento a los líderes europeos para que apoyen al sector de las telecomunicaciones y nos ayuden a ofrecer una economía digital más fuerte para todos los ciudadanos".

Por su parte, Wolfgang Bock, director general y socio senior de BCG, apunta: "La pandemia de Covid ha reforzado lo dependientes que somos de nuestra infraestructura de telecomunicaciones para prácticamente todos los aspectos de nuestro trabajo, educación y vida social. Tenemos que aprender y aplicar esa lección para garantizar que Europa realice las inversiones necesarias para poder seguir siendo competitivos. Hoy en día, el 83% de las pymes de la UE no utilizan servicios avanzados en la nube y más del 60% de los niños de nueve años estudian en escuelas que todavía no están equipadas digitalmente. Nuestro informe traza una ruta para que Europa construya una mano de obra más cualificada digitalmente y cree millones de puestos de trabajo".