ZTE acaba de lanzar su nueva generación de productos compactos metro edge para la red de transporte óptica: la serie de omni-gateway ópticas ZXMP M721, concretamente los modelos ZXMP M721 CX66A (E) y ZXMP M721 CX63A (E).

Estos nuevos productos, de tamaño compacto, pueden admitir el acceso a todos los escenarios de los servicios 4G, 5G y de banda ancha para el hogar, la empresa o la nube con gran capacidad y conexión cruzada unificada. Además, son aplicables a la capa de agregación y a la capa de acceso de una red MAN (Metro Area Network) o local para que el despliegue de la red óptica de los operadores sea flexible y eficiente.

Con el despliegue a gran escala de las redes 5G, la transformación digital de las industrias, la cloudificación de las redes y el creciente uso de las redes ópticas en el acceso como base importante de las redes de transporte, las tecnológicas y las operadoras se enfrentan a mayores retos en cuanto a escala, ancho de banda, latencia e integración de equipos.

Modelo ZXMP M721 CX66A de ZTE.
Modelo ZXMP M721 CX66A de ZTE.

Para resolver estos retos, ZTE lanza la serie ZXMP M721 de omni-gateway óptico, que cuenta con nuevas opciones para una mayor integración. Con una altura máxima de 6U, la serie puede admitir un máximo de 15 ranuras de servicio, lo que ahorra eficazmente el espacio ocupado por los equipos y el consumo de energía, además de reducir sustancialmente los gastos de inversión y de explotación de los operadores.

La serie puede soportar sistemas 80×10G/100G/200G y satisfacer plenamente las demandas de ancho de banda de la red óptica de los nuevos servicios. Además, con una capacidad de conexión cruzada en un solo subbastidor de hasta 2,8T, la serie admite la conexión cruzada unificada ODUk/PKT/VC/OSU y servicios bajo demanda. Así, la serie puede implementar una programación de servicios flexible y una optimización de los beneficios para el cliente. Basada en la tecnología clave de OSU, la serie también puede soportar el aislamiento rígido de los servicios de granularidad fina y la transmisión rápida de los servicios financieros, para satisfacer así las demandas de ancho de banda de manera eficiente de los usuarios más exigentes en seguridad.