El ha emprendido un proyecto de actualización de sus redes de la mano de Extreme Networks. Las operaciones han estado orientadas a homogeneizar la infraestructura, simplificar la gestión y reforzar la visibilidad, control y seguridad sobre dispositivos y usuarios que se conectan.

El proyecto se planteaba en el marco de una iniciativa de modernización de la infraestructura, que tiene por objetivo dar respuesta a una serie de retos tecnológicos y de gestión de TI a los que se enfrenta el departamento tecnológico del Ayuntamiento. En primer lugar, se buscaba integrar y homogeneizar toda la infraestructura de red – cableada e inalámbrica - en una única plataforma, con el fin de lograr una gestión unificada de toda la red y de las comunicaciones del Consistorio. Por otro lado, se perseguía mejorar la seguridad y el control sobre los dispositivos conectados así como la visibilidad a nivel de tráfico de usuarios y aplicaciones.

El Ayuntamiento de Santander homogeniza su infraestructura de red.
El Ayuntamiento de Santander homogeniza su infraestructura de red.

Para lograr estos objetivos se han implementado diferentes soluciones y productos, como la plataforma de gestión on-site ExtremeCloud IQ Site Engine, la solución de análisis de red Extreme Analytics, elementos de seguridad y control de red como Extreme AirDefense y ExtremeControl, así como equipamiento de red de la familia ExtremeSwitching

Los principales beneficios que ha aportado esta implementación, tanto desde el punto de vista tecnológico como de negocio, han sido:

  • Red homogénea y unificada, más sencilla de gestionar: El Ayuntamiento de Santander dispone ahora de una infraestructura homogénea, tanto inalámbrica como cableada, gestionada a través de una única plataforma unificada y centralizada. El departamento de TI puede automatizar tareas de administración de red y aplicar políticas y configuraciones a toda la infraestructura desde un puesto de control único.
  • Visibilidad de red: Gracias a la solución Extreme Analytics, el departamento de TI dispone de visibilidad granular de todo el tráfico de red, tanto a nivel de aplicaciones como de rendimiento y ancho de banda. Esto permite optimizar el uso de la red Wi-Fi para aplicaciones y servicios avanzados de smart city. La visibilidad de red es algo fundamental para dar respuesta a una de las principales necesidades que tenía el Ayuntamiento: disponer de control granular sobre quién está usando cada aplicación, cuándo y dónde, así como poder detectar de forma rápida posibles causas de incidencias de red.
  • Seguridad. Se ha mejorado la seguridad de toda la red, tanto en lo que se refiere a la incorporación de nuevos dispositivos a red (on-boarding), incluyendo dispositivos IoT de medición e información turística, como el control sobre dispositivos que se conectan a la Wi-Fi pública. En especial se ha logrado uno de los principales objetivos de seguridad: disponer de un control exhaustivo del uso que se hace de la red, e impedir los usos inadecuados de la misma.

Como comenta Alejandro Herrán, jefe de Informática, Ayuntamiento de Santander, “Este proyecto no sólo nos proporciona facilidad de gestión, sino también la capacidad de conocer de forma más detallada qué está pasando en la red y mitigar malos usos de la misma”. Finalmente hay que mencionar otras ventajas tecnológicas como las capacidades avanzadas de gestión y seguridad de red inalámbrica (WIPS, detección de vulnerabilidades, cumplimiento, etc.) y de respuesta inmediata para la contención de amenazas en la red.

Haciendo una valoración global del proyecto, Alejandro Herrán concluye: “las soluciones de Extreme son robustas y siempre han funcionado de forma muy eficiente, mejorando la seguridad y la gestión desde el momento de su implementación. Desde hace tiempo confiamos en los servicios profesionales de Extreme para realizar todas las tareas, ya que durante todos los años que llevamos contando con ellos han sido sinónimo de profesionalidad y eficiencia”.

Por su parte, Javier Jiménez, country manager de Extreme Networks en España, comenta: “las entidades municipales están apostando fuerte en España por modernizar sus infraestructuras tecnológicas y adaptarlas para soportar nuevos desarrollos y servicios vinculados al concepto de “smart city”, y el Ayuntamiento de Santander es una buena muestra de ello. Estas mejoras en su infraestructura de comunicaciones no sólo se reflejarán en una mejor gestión y optimización de su red, sino también en una sensible mejora de los servicios basados en nuevas tecnologías de los que disponen los ciudadanos y visitantes de esta ciudad cántabra”.