Vodafone España acaba de presentar los resultados financieros correspondientes a su último año fiscal, desde el 1 de abril de 2016 al 31 de marzo de 2017. En este periodo, los ingresos por servicio ascendieron a 4.507 millones de euros, lo que supone -en términos comparables, eliminando el efecto de la financiación de terminales- un 4% más que el anterior año fiscal.

En total, los ingresos en el último año de la operadora en nuestro país alcanzaron los 4.973 millones de euros, un 5,3% más que hace doce meses (un 0,3% con el impacto de la financiación de terminales).

Así las cosas, el crecimiento de los ingresos y el control de costes registrados en el último año permitieron elevar el EBITDA un 8,8% hasta 1.360 millones de euros y el margen de EBITDA sobre ingresos en 2,1 p.p. hasta el 27,3%. 

Vodafone España cierra el año rozando los 5.000 millones
Vodafone España cierra el año rozando los 5.000 millones

Según reza el comunicado remitido, “estos sólidos resultados financieros y la fortaleza comercial registrada en el último año reflejan el éxito de la estrategia de Vodafone España, sostenida en tres pilares: Total Convergence, Total Satisfaction y Total Digital”.

La rápida extensión de los servicios de fibra de Vodafone, su posición en 4G, la continua evolución de la plataforma de televisión y el atractivo de la propuesta comercial han permitido a Vodafone avanzar en su propuesta convergente. Este progreso se manifiesta en los 2,4 millones de clientes suscritos a  Vodafone One al cierre del año fiscal, 892.000 más que doce meses antes. Como consecuencia, a 31 de marzo el porcentaje de xlientes de banda ancha fija que contaban con una solución convergente se elevaba hasta el 86.7% (5.1 p.p. más que en marzo de 2016). En cuanto a los de telefonía móvil que contaban con una solución convergente, el porcentaje alcanzaba al cierre de marzo el 58%, 8 p.p. más que un año antes.

Este crecimiento  se refleja en  todos los componentes de la oferta convergente: telefonía móvil, banda ancha fija y TV 

1. Telefonía móvil: La base de clientes de contrato de telefonía móvil ascendió en 337.000 en el último año fiscal hasta superar los 11,5 millones. El ejercicio se cerró con 14,4 millones de clientes móviles. El número de clientes con dispositivo, tarifa y uso de servicios 4G se acerca a los 7,6 millones gracias al incremento en 2,13 millones a lo largo del ejercicio.

El rápido ritmo de adopción de 4G está impulsado por la calidad y amplia cobertura de la red de Vodafone en España, que alcanzaba en marzo al 96.5% de la población y se extendía a cerca de 4.400 municipios, de los cuales 985 gozaban ya de la tecnología 4G+ con velocidades de bajada que pueden alcanzar los 350 Mbps.

En el pasado mes de noviembre, la consultora P3 communications reconocía la red móvil de Vodafone como la mejor red móvil del mercado español, tanto en voz como en datos, por segundo año consecutivo.

2. Fibra: el número de clientes se incrementó en 109.000 en el último trimestre para cerrar el ejercicio con más de 2,3 millones. En el conjunto del año, la base subió en 317.000, un 16% más que un año antes.

Este rápido incremento viene alentado por la amplia cobertura de la red de fibra. A 31 de marzo de 2017, el número de unidades inmobiliarias disponibles con fibra superaba los 18 millones, de las que más de 10 millones estaban pasadas con fibra de Vodafone o estaban incluidas en despliegues compartidos. 

Además, el pasado mes de enero, la compañía anunció la actualización de su red HFC, que incluye un cambio de arquitectura y el despliegue de Docsis 3.1, lo que permitirá ofrecer velocidades simétricas superiores a 1 Gbps.

Por otro lado, el número total de Clientes de banda ancha fija superó los 3,2 millones, lo que supone un incremento de 209.000 en los últimos doce meses.

3. Vodafone TV: el número de abonados supera ya los 1,3 millones, un 23% más que doce meses antes.