Grupo Ezentis, compañía que opera y mantiene infraestructuras de telecomunicaciones y energía de grandes multinacionales, incrementó un 40,3% sus ingresos en el primer semestre de 2017, desde los 136,3 millones de los seis primeros meses de 2016 hasta los 191,3 millones de euros de este ejercicio.

La empresa se encuentra inmersa en un proceso de puesta en marcha de un gran volumen de nuevos proyectos, como refleja el incremento de su cartera contratada, que ha aumentado un 78%. En los primeros seis meses del año, el tamaño de la cartera de la firma se situó en 908 millones de euros, lo que supone una carga de trabajo equivalente a 2,4 veces los ingresos relativos a un ejercicio económico anual.

Ezentis pierde 2,4 millones de euros en el primer semestre del año
Ezentis pierde 2,4 millones de euros en el primer semestre del año

Derivado del arranque simultáneo de nuevas iniciativas de largo plazo que tienen costes asociados de puesta en marcha, el beneficio operativo (Ebitda) se situó en los primeros seis meses de año en 14,9 millones de euros, lo que representa un margen del 7,8% sobre ventas.

Así, el resultado neto del semestre, con pérdidas de 2,4 millones, deben entenderse considerando los costes asociados a la puesta en marcha de los nuevos proyectos, además de la ausencia de ingresos extraordinarios no recurrentes que impactaron positivamente en las cuentas del año pasado. La deuda neta se situó en 3,1 veces el Ebitda, mientras que los gastos financieros se incrementaron hasta 11,4 millones (frente a los 9,1 millones del primer semestre de 2016), un aumento derivado igualmente del arranque de la cartera de proyectos.

La apuesta de Ezentis por la inversión en crecimiento rentable y aumento de cuota de mercado le ha llegado a adquirir hace un mes varias sociedades del sector de telecomunicaciones, una transacción que le  permite entrar en el mercado mexicano y diversificar clientes y servicios en Perú y España.

“Los objetivos de la compañía a medio plazo son alcanzar un crecimiento medio anual de los ingresos del 20% y un margen Ebitda del 10%, con el foco puesto en Latinoamérica y España”, ha asegurado Fernando González, director general del Grupo. “En cuanto a la deuda financiera neta, el reto es situarla por debajo de dos veces el Ebitda”.