Sateliot prestará servicios de roaming desde el espacio a las operadoras de telecomunicaciones para democratizar la Internet de las Cosas. Para ello, trabaja con el centro tecnológico en un proyecto de investigación pionero en Europa que adapta el core de red (respetando las interfaces impuestas por la 3GPP) para comunicar todos los elementos que intervienen en el proceso, es decir, los nanosatélites, las estaciones base, los dispositivos IoT y los operadores.

Así, a través de este software, los nanosatélites de Sateliot funcionarán como torres de telecomunicaciones desde el espacio, proporcionando cobertura 5G IoT a los operadores móviles. Y lo harán a través de un servicio de roaming para que estos operadores puedan ofrecer a su vez un servicio de internet de las cosas global y masivo, sin discontinuidad, allá donde las redes terrenales no llegan.

Sateliot prestará servicios de roaming desde el espacio.
Sateliot prestará servicios de roaming desde el espacio.

Nuevas oportunidades de negocio para las ‘telecos’

La aplicación de IoT a gran escala hará frente así a su mayor reto: el vacío de conectividad que aún asola al 90% del planeta. De esta forma, los operadores de telecomunicaciones podrán atraer nuevos modelos de negocio al garantizar a todo tipo de clientes procedentes de cualquier sector una conectividad total donde y cuando la necesiten.

El desarrollo de este sistema es uno de los proyectos que forman parte del Plan de Investigación y Desarrollo en el que Sateliot invertirá 20 millones de euros en los próximos años y que supondrá la mayor inversión en I+D en el ámbito de 5G por satélite en Europa.

Sateliot tiene previsto empezar a desplegar su constelación de hasta 100 nanosatélites desde marzo de este mismo año con el lanzamiento de su primer nanosatélite, que empezará a ofrecer servicios IoT a escala global una vez esté en órbita.

Según Marco Guadalupi, CTO de Sateliot, “este nuevo core que desarrollamos junto al equipo de investigadores de i2CAT forma parte del ‘Know how’ de la compañía y abre nuevas oportunidades de negocio a las ‘telecos’ al resolver algunas de sus limitaciones con este servicio de extensión de cobertura”.

Igualmente, el Dr. Sergi Figuerola, CTIO de la Fundación i2CAT asegura que “esta colaboración estratégica con Sateliot nos permite valorizar nuestro conocimiento y desarrollar una solución innovadora que resuelva el reto tecnológico de proporcionar servicios IoT para nanosatélites en órbita LEO, según las interfaces del 3GPP, y contribuir así al ámbito del New Space y los futuros servicios que se podrán desarrollar alrededor del ecosistema 5G”.

Participación en la iniciativa Quango

Sateliot proporcionará su expertise en comunicaciones 5G por satélite en un proyecto de intercambio seguro de información para bancos, agencias de seguridad y Gobiernos de todo el mundo. Este proyecto, denominado , ha sido respaldado por la Comisión Europea con una financiación de 2,1 millones de euros y en él participan centros de investigación como el ICFO, ubicado en Barcelona, así como también universidades internacionales como la de Malta, la Sorbona en París o la de Padova en Italia, además de compañías expertas en el sector espacial.

Precisamente, el objetivo de Quango es el diseño y la demostración en laboratorio de un satélite con doble carga útil que, por un lado, permitirá la conexión 5G y, por otro, introducirá un dispositivo de cifrado extremo a extremo mediante la técnica QKD (Quantum Key Distribution). De esta forma, este sistema permitirá el intercambio seguro de información entre organismos situados a miles de kilómetros de distancia del tamaño de un microondas que volará a una altura de unos 600 Km.

Para hacerlo posible, Sateliot volcará todo el expertise adquirido en el diseño de su constelación de nanosatélites para IoT con 5G y dará soporte a la integración de esta tecnología en un dispositivo capaz de generar e intercambiar llaves de seguridad empleando las leyes de la física cuántica. Además, desarrollará el estudio de su aplicación con un banco europeo.

Y es que el intercambio seguro de información sensible tiene una importancia crucial en nuestra sociedad, ya que, entre otras cosas, protege la transferencia de dinero, las transacciones comerciales, los datos médicos, el control remoto de las infraestructuras críticas (red eléctrica, telecomunicaciones, etc.) de todo tipo de interferencias externas.

En un futuro próximo, este proyecto podría suponer además una oportunidad para Sateliot, ya que la compañía ve posible el aprovechamiento de su constelación de nanosatélites para albergar por un lado este sistema de cifrado y, por otro, sus sistemas IoT, como forma de optimizar ambas misiones.

Según Marco Guadalupi, confundador y CTO de Sateliot “el respaldo de la Comisión Europea a este proyecto es un paso muy importante en la implementación y el desarrollo del 5G por satélite con aplicaciones tan importantes como esta. Además, este esfuerzo en investigación e innovación puede suponer una nueva forma de optimizar y hacer aún más eficientes las misiones satelitales en las que actualmente trabajamos para hacer posible un IOT global y masivo con cobertura 5G”.