El pasado mes de junio BT anunció la venta de su negocio en nuestro país de servicios ICT gestionados a nivel nacional, ¿en qué se ha quedado ahora BT España? ¿Cuántas personas componen la compañía y dónde focalizará sus esfuerzos?

Lo que pasó el 29 de mayo fue la culminación de un proceso en el que llevábamos tres años inmersos; el resultado de una estrategia que BT inició hace tres años y con la que decidió simplificar y agilizar sus negocios domésticos. Vendió esta parte en España para centrarse en propuestas globales. La compañía traspasó esos activos de red doméstica y lo hizo con una plantilla asociada a dicho negocio. BT España ya trabajaba el negocio global y sigue enfocada en las grandes multinacionales, en la pirámide alta, con el objetivo de dar soluciones globales a sus comunicaciones y soluciones en la nube, siempre bajo el paraguas de seguridad. BT no ha vendido la unidad de seguridad, ni el ciber SOC que tiene en nuestro país porque es un activo clave para la compañía en España y en el mundo. Su objetivo es ofrecer comunicaciones seguras end to end.

“Nuestro valor diferencial es la seguridad: ofrecemos comunicaciones seguras”

Actualmente somos 200 empleados y contamos con todos los activos globales del grupo, la inversión y los nodos internacionales para las redes MPLS, el CiberSOC y una serie de clientes. Focalizamos nuestros esfuerzos en la seguridad, presentándonos como la compañía que proporciona conectividad global y soluciones cloud para grandes empresas de todos los sectores que necesitan cubrir tanto la parte de comunicaciones como la de colaboración o teletrabajo. Desde hace unos años BT está sectorizada. Las soluciones son similares en la base, pero están customizadas en función de las necesidades de cada segmento. Nuestra ventaja y valor diferencial es la seguridad, algo que nos demandan los clientes globales: comunicaciones seguras.

Evolutio, spin off de BT, se ha llevado gran parte de la plantilla de la operadora y del pastel telco en nuestro país. ¿Compite con BT España? ¿Podrían trabajar juntas?

Somos colaboradores. Evolutio necesita a BT para poder seguir dando a los clientes comunicaciones globales. Y BT necesita a Evolutio para cubrir la parte doméstica. Podemos trabajar y estamos trabajando de manera conjunta. Cada una en su estrategia.

Rosa Ronda, directora general de BT España.
Rosa Ronda, directora general de BT España.

La filial dará soporte a servicios de seguridad, cloud y conectividad. ¿Qué peso tiene cada uno de ellos?

A nivel de servicio, la que más valor tiene es la conectividad global. Podríamos decir que conectividad se lleva el 80% del peso, al final somos un operador. Cubrimos todo el ámbito nacional a través de acuerdos como empresas, no sólo con Evolutio.

Por otra parte, la seguridad no tiene el peso que nos gustaría que tuviera, esa capacidad se está desarrollando, está emergiendo ahora. Todavía le queda un poco de tiempo para alcanzar los valores esperados. Trabajamos la seguridad como un servicio y vamos más allá ofreciendo prevención, anticipación, más que reacción. BT lleva años invirtiendo en seguridad, una media 50 millones de libras en I+D en este campo, cuenta con un gran número de profesionales en este sector, además, mantiene acuerdos con la Universidad de Cambridge, colabora con la Interpol, cuenta con 16 SOC, siendo el Cyber SOC de España el tercero en importancia.

Respecto al negocio cloud, la compañía tiene un acuerdo con Microsoft y también trabaja con Zoom. BT colabora con las principales empresas que ofrecen soluciones de colaboración, buscando poder dar a cada cliente lo que mejor se adecué a sus necesidades. Tenemos y colaboramos con muchísimos partners, y trabajamos con ellos en clientes.

¿Con qué partners tecnológicos cuenta? ¿Pretende ampliar este portfolio?

Trabajamos con todos los partners con los que BT cuenta en el mundo: Cisco, Genesys,… es la ventaja que tenemos. No nos hemos quedado sin ningún partner de referencia por haber enfocado nuestras soluciones al ámbito global de las comunicaciones empresariales.

BT España se centrará en clientes internacionales, ¿a qué tipo de organización darán servicios? ¿De algún sector en particular?

El cliente objetivo de BT España es la gran multinacional española. Todas aquellas organizaciones que necesitan soluciones globales para desarrollar su negocio. Damos servicio a todos los sectores (Banca y Finanzas, Retail, Farma, etécetera), y la base de las soluciones que ofrecemos es la misma (comunicación, colaboración y seguridad), pero resolviendo las particularidades de cada sector.

Estas compañías, ¿qué es lo que más están demandando?

Una de las capacidades que más interés está despertando es la seguridad. También las comunicaciones en la nube, el poder gestionar las comunicaciones a nivel global, desde la cloud, más allá del tipo de acceso.  

En estos convulsos e inciertos meses en el cargo, ¿qué balance hace de las operaciones de BT España? ¿Les ha impactado Covid-19 en su cuenta de resultados?

El confinamiento en marzo nos pilló cerrando un ejercicio fiscal y culminando una transacción. Vivimos en nuestras propias carnes el tener que trabajar en remoto y hacer uso de las herramientas de colaboración. De un día para otro y de manera improvisada. El reto lo pasamos, y con nota. La experiencia fue satisfactoria en un panorama desolador. En este periodo, lo que nos demandaron los clientes fueron soluciones para trabajar en remoto. Es la solución para que no haya descontinuación de servicios y ha venido para quedarse. Igual que lo hemos visto nosotros con nuestra propia experiencia, el resto de las empresas también lo han experimentado. Las comunicaciones son fundamentales, si no queremos que los negocios paren debemos estar listos para dar a los empleados acceso y conectividad segura. Las compañías están organizando sus procesos.

“Si no queremos que los negocios paren debemos estar listos para dar a los empleados acceso y conectividad segura”

En cuanto a la repercusión de Covid-19, antes de la separación ya empezamos a ver cierta dificultad en algunas compañías para hacer frente al pago de facturas. Como proveedor de servicios de telecomunicaciones somos privilegiados, pues en el corto plazo no nos afecta, pero a la larga así. No en el momento 0, sino meses después. Trabajamos con líneas aéreas, restauración, retail… y al final sufrimos las consecuencias del impacto económico de la pandemia en su negocio en el nuestro propio. Las empresas necesitan reducir costes, ajustar los servicios que tienen contratados a sus proveedores. Según pasan los meses y no se resuelve la crisis económica lo estamos viendo. Menos que otro tipo de organización, pero sí nos afecta de manera indirecta. Dependemos del negocio de nuestros clientes.

Finalmente, ¿qué objetivos y retos tiene en mente para lo que queda del año y el próximo ejercicio?

El objetivo número uno que nos fijamos era estabilizar el servicio de los clientes que tiene BT en España, dando un empujón a la mejora de los procesos. En este proyecto que llevamos realizando desde junio, vamos en buena dirección. El espacio recorrido es mucho e importante. Se ha incorporado gente nueva que trabaja de forma coordinada con los equipos globales.

El segundo objetivo era no sólo mantener el nivel de ingresos, sino ser capaces de crecer en el número de clientes que tenemos en España.

“Este año es el de estabilización, año en el que el negocio no se ve impactado y los equipos empiezan a trabajar en el nuevo contexto, bajo el nuevo modelo y de una manera ágil y eficiente”

Y finalmente, plantear el plan de crecimiento de BT España para los próximos dos años. La idea es llegar a los 80 millones de facturación. Para ello, mi mensaje es que BT está en España, que seguimos aquí y queremos dar soluciones globales de comunicación a clientes multinacionales, siempre bajo el prisma de la seguridad. La seguridad acompañando a las comunicaciones. Hoy la seguridad forma parte de nuestra vidas, desde la gran empresa, hasta el ciudadano de a pie. BT es capaz de dar esa seguridad de forma diferencial, gracias a su inversión y sus Cyber SOC. Garantizamos que las comunicaciones que ofrecemos son seguras.