Vodafone Secure Net detectó durante el pasado año un auge en las prácticas fraudulentas de phishing, una técnica de robo de información sensible y datos personales de los usuarios para su venta a terceros, o para ser usados sin su consentimiento. En concreto, este servicio de la operadora bloqueó más de 7 millones de robos de identidad en los últimos tres meses de 2017.

El phising volvió a crecer en 2017
El phising volvió a crecer en 2017

Con motivo del Día Europeo de la Protección de datos, el próximo domingo 28 de enero, Vodafone ha dado a conocer estas cifras y aconseja el uso de soluciones de seguridad para mantener nuestro smartphone e identidad a salvo.

El phishing es un método mediante el que se anima al usuario a proporcionar información personal, bien datos de contacto, direcciones de correo, documentos oficiales o incluso datos bancarios. Los métodos más conocidos de estas prácticas son los cupones descuento o los correos fraudulentos imitando a empresas y entidades, en los que se pide al usuario que proporcione información sensible e incluso contraseñas.

Las estafas de phising suelen responder a un patrón similar: cupones de descuento de grandes cantidades de dinero en tiendas, supermercados o restaurantes, emails de entidades bancarias, etc…

Para evitar este tipo de trampas hay que tener presente ciertas pautas al navegar por Internet: dudar de correos con remitentes sospechosos, cuando el contenido del mismo incluye faltas ortográficas o está escrito en otro idioma. También conviene comprobar que la dirección del enlace web es la original, o si aparece el icono de un candado antes de la URL para indicar que es un espacio seguro y no facilitar datos bancarios ya que las entidades bancarias no envían e-mails para actualizar los datos.