ListaSpam gana su batalla contra el telemarketing agresivo
ListaSpam gana su batalla contra el telemarketing agresivo

Las empresas de telemarketing lo van a tener un poco más difícil para vender sus productos utilizando la picaresca. La página ListaSpam, que permite consultar a quién pertenece un número de teléfono para descubrir sus verdaderas intenciones, ha sido absuelta y no tendrá que pagar los 12.000€ que las empresas de venta y telemarketing Bennu AGMC e Iberhome 2015 reclamaban por lo que consideraban una intromisión ilegítima a su derecho al honor. El portal recogió comentarios de consumidores que no estaban de acuerdo con la forma en que se produjeron las ventas.

La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, califica los comentarios recogidos en el portal ListaSpam como “de indudable interés público, al recaer sobre la actividad de venta a domicilio y a la problemática asociada a la misma -ventas agresivas, perfil de los compradores que se eligen, etc.-“ y añade que “el derecho al honor, según reiterada jurisprudencia, se encuentra limitado por las libertades de expresión e información”.

El fallo considera también que “el modo de actuar de las empresas demandantes debe ser conocido por la opinión pública”, razón de ser de las guías de teléfono inversas como ListaSpam y otras páginas que recogen críticas y opiniones como TripAdvisor, Yelp o Google Maps.

Alberto Jarne, director de ListaSpam, ha señalado que “la sentencia es una buena noticia para la protección de los consumidores cuando se trata de venta por teléfono, ya que es la única manera de conocer qué se esconde tras determinadas e insistentes llamadas. Creo que, cuando una compañía recibe quejas de sus clientes, lo razonable es escucharlas, no intentar acallar las voces que alertan de lo que está sucediendo”.

Así fue la demanda

Entre 2013 y 2017, ListaSpam recibió cientos de quejas sobre la actividad telefónica de las empresas Bennu AGMC e Iberhome 2015. Supuestamente, estas compañías contactaron por teléfono con personas mayores para comunicarles que habían obtenido un premio de manera gratuita. El envío no era realizado por una empresa de mensajería sino por un comercial que, una vez en el domicilio, ofrecía al afectado condiciones de financiación poco nítidas de productos como enciclopedias, colchones o platos de ducha. El valor medio de cada venta podría haber superado los 3.000€. Muchos usuarios de ListaSpam, algunos de ellos hijos de personas afectadas, señalaron que los comerciales podrían haberse aprovechado de la vulnerabilidad del comprador.

Bennu AGMC e Iberhome 2015 se dieron a conocer de forma diferente en algunas provincias. Reclamaron a ListaSpam 12.000€ por, según dicen, dañar su honor al aceptar comentarios de consumidores en el portal. Muchos de estos comentarios fueron quejas efusivas que se redactaron en el calor del momento. El objetivo de estas empresas era que no se hablara de ellas y sus regalos en la web.