Las pérdidas por fraude online provocadas por la actividad de nuevos usuarios, por la posibilidad de realizar pagos digitales o por la puesta en marcha de programas de fidelización, superará los 48.000 millones de dólares en 2023, según Juniper Research. Por eso, F5 lanza Shape AI Fraud Engine (SAFE), una solución SaaS dirigida a eliminar los fraudes online. Basándose en la experiencia en el sector de Shape, SAFE utiliza un motor de inteligencia artificial que evalúa cada transacción online aplicando un grupo de indicadores de telemetría, entorno y comportamiento, lo que permite obtener una idea muy precisa de las intenciones de cada usuario para poder bloquear a los presuntos estafadores antes de que puedan ejecutar el fraude.

Muchas de las herramientas de fraude disponibles hasta el momento no son capaces de determinar claramente si la intención del usuario es buena o mala, por lo que acaban imponiendo medidas de control a los buenos usuarios, obligándoles a demostrar su legitimidad a través de herramientas de autenticación multifactor (MFA).

Sin embargo, SAFE es un servicio totalmente gestionado y basado en inteligencia artificial capaz de detener a los estafadores en tiempo real y de rebajar en hasta un 90% los puntos de fricción para los buenos usuarios. SAFE es capaz de detectar y bloquear amenazas que se encuentran en constante evolución para proteger tanto las aplicaciones modernas como las tradicionales, lo que ayuda a las organizaciones a acelerar sus iniciativas en el entorno digital y a reducir la carga de trabajo, que en ocasiones puede resultar abrumadora, de los equipos que se encargan de luchar contra el fraude dentro de la organización.

Los propietarios de las aplicaciones se enfrentan a dos fuentes principales de fraude online: bots y otras formas de automatización maliciosa, y humanos con malas intenciones. A través del machine learning, Shape distingue el tráfico automatizado (bots) del humano, así como el tráfico malicioso del benigno, y proporciona defensas dinámicas para prevenir el fraude y el abuso, al tiempo que mejora la experiencia del usuario. SAFE aprovecha los conocimientos analíticos obtenidos de la defensa de muchas de las aplicaciones más grandes y más atacadas del mundo para identificar y detener con precisión a los estafadores en tiempo real.

SAFE supera los desafíos actuales:

  • Detiene el fraude con mayor rapidez: SAFE identifica transacciones fraudulentas a lo largo de toda la actividad que desarrolla el usuario, desde la creación de una nueva cuenta y el inicio de sesión hasta el pago y otras acciones.
  • Reduce la fricción para los clientes reales: A través de una combinación de técnicas de telemetría propias e IA avanzada, SAFE reduce significativamente la fricción en la actividad legítima, al eliminar de manera segura los controles MFA para los usuarios conocidos.
  • Aumenta la eficacia de los equipos dedicados a la lucha contra el fraude: SAFE bloquea activamente las actividades fraudulentas sin necesidad de que los equipos de fraude codifiquen o mantengan reglas, y se entrega como un servicio completamente gestionado, con ajustes continuos realizados por los expertos en fraude de Shape.