Infinidat y VMware desarrollarán y comercializarán una solución integral para centros de datos definida por software que aborda las amenazas de seguridad IoT Edge actuales y futuras.

Infinidad y VMware aseguran los entornos de Internet de las cosas.
Infinidad y VMware aseguran los entornos de Internet de las cosas.

“Todos los sectores están en un importante proceso de transformación digital, aprovechando la tecnología para mejorar la experiencia que ofrecen a sus clientes, la eficiencia operativa y la agilidad empresarial, y al mismo tiempo generar ventaja competitiva”, explica Israel Serrano, country manager de Infinidat Iberia. “Las soluciones IoT juegan un papel esencial en el cumplimiento de estos objetivos, ya que permiten ampliar el control de los activos físicos a través del software para optimizar el rendimiento y mejorar la flexibilidad”. Y añade: "Reducir el riesgo ante las amenazas de seguridad para las redes IoT es una prioridad clave para cualquier CIO. Por eso se interesan cuando les decimos que podemos aumentar la detección de eventos de seguridad en paralelo para reducir el riesgo de brechas de datos, fraudes o robos de IP. Esta colaboración es un paso adelante significativo para abordar esa vulnerabilidad y ese déficit".

“Las redes ‘Edge’ e IoT representan un riesgo de seguridad significativo para las empresas, ya que amplían la propensión de la red empresarial ante ciberataques”, señala Ken Steinhardt, Field CTO en Infinidat. “Como respuesta a este grave riesgo, Infinidat y VMware ofrecen ahora un marco validado desde el cual los clientes pueden construir infraestructuras de seguridad innovadoras y consistentes en un entorno definido por software”.

El marco VMware Validated Designs (VVD) se complementa con las capacidades de almacenamiento de datos a escala Petabyte de Infinidat, que permiten lograr niveles de escalabilidad, rendimiento, rentabilidad y retención de datos sin precedentes, al tiempo que mejoran la visibilidad de los datos, el control y la mitigación de riesgos.

Solución a tres desafíos clave

-Proteger a la organización contra amenazas de seguridad para redes IoT y Edge

-Mejorar la gestión de la red a través de una plataforma de monitorización de seguridad back-end escalable, diseñada para analizar datos de CPE actuales y futuros.

-Garantizar el cumplimiento y la eficiencia operativa con soluciones auditables, escalables y rentables.