Tras todos los cambios que se han producido en el mundo laboral tras la irrupción de la COVID-19, los formatos de jornada han cambiado. Mientras que el modelo habitual en la mayoría de las empresas era trabajar en las oficinas y de manera presencial, ahora la tendencia generalizada es trabajar en remoto o en un sistema híbrido (presencial y a distancia) para lo que proteger los datos se está convirtiendo en uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

Kingston Technology, quiere formar parte de toda esta transformación tecnológica acompañando a las empresas en la gestión de los datos en remoto con su campaña Kingston is With You, para que ningún dato corra peligro o sufra las consecuencias de un robo. 

Kingston apuesta por soluciones centradas en la movilidad de datos de forma segura

Según los datos de Kingston, las empresas no estaban preparadas para hacer frente a la situación provocada por la COVID-19. De hecho, casi la mitad (44%) declara tener un nivel medio-bajo en términos de protección de información corporativa en remoto. Ante este escenario, siempre que alguien esté trabajando desde casa y tenga la necesidad de transportar esos datos de vuelta a la oficina, debe hacerlo de una forma segura. Para estos casos, contar con una unidad Flash USB cifrada como la DT2000 de Kingston se convierte en un aspecto básico, ya que tiene un teclado alfanumérico que bloquea la unidad mediante una combinación de palabras o números, proporcionando así una protección de fácil uso mediante PIN. Los datos estarán a salvo y se evitarán filtraciones o pérdidas de información.

En sentido contrario, ahora que los empleados de la mayoría de las empresas están teniendo que combinar el trabajo en la oficina con el trabajo desde casa, es imprescindible contar con unidades que protejan todos los datos almacenados en los dispositivos ubicados en las oficinas. Pero, según la encuesta realizada por Kingston, un alarmante 44% de las empresas no utiliza equipos cifrados (USBs, SSDs, etc.), y casi 1 de cada 5 (19%) no emplea ninguna herramienta de seguridad en sus dispositivos. Las filtraciones de datos, el pirateo y los errores humanos son recordatorios constantes de las amenazas a las que están expuestas las empresas. En estos momentos en los que el entorno se ha descentralizado, es más importante que nunca contar con unidades seguras que protejan todos los datos en movimiento. En este sentido, dispositivos como la KC2500 de Kingston, ayudan a proteger todos los datos en itinerancia gracias a su cifrado XTS-AES basado en hardware de 256 bits, además de permitir el uso de proveedores de software independiente con las soluciones de gestión de seguridad TCG Opal 2.0, como Symantec™, McAfee™, WinMagic® y otros.

“Ahora que la modalidad del trabajo híbrido ha llegado para quedarse y se ha convertido en imprescindible, desde Kingston queremos ayudar a proteger toda la información y los datos en movimiento de todas las empresas. El riesgo de pérdida y de filtración son algunas de las principales preocupaciones de las organizaciones, y es por ello por lo que es primordial utilizar los mejores dispositivos para evitar este tipo de riesgos. Nuestros productos están diseñados para facilitar esta transición y, al mismo tiempo, que las empresas cuenten con el mayor nivel de seguridad del mercado”, señala Pedro González, desarrollador de negocio de Kingston en España.