Un nuevo estudio de Juniper Research desvela que el valor del gasto del usuario final en bienes digitales a través de la facturación del operador superará los 74.000 millones de dólares para 2026; frente a los 54.000 millones en 2022. Este crecimiento de más del 37% refleja la creciente relevancia de la carrier billing como una opción para el gasto en comercio digital. La facturación directa del operador implica que los usuarios carguen pagos por bienes digitales y físicos a su factura de teléfono móvil.

La nueva investigación, , encontró que el gasto en juegos representará un poco más del 50% del gasto en bienes digitales a través de la facturación del operador en 2026. Este dominio será impulsado por la aceleración de las estrategias de monetización, incluidos los modelos de suscripción de juegos y el 5G cloud gaming. Los proveedores de carrier billing deben priorizar las asociaciones con las principales plataformas de juegos, incluidos los jugadores emergentes de juegos en la nube, para servir mejor a este mercado.

Carrier billing: una oportunidad para las operadoras de 11.000 millones de dólares.
Carrier billing: una oportunidad para las operadoras de 11.000 millones de dólares.

Bienes digitales: una oportunidad de 11.000 millones de dólares

La investigación encontró que los ingresos por este concepto facturados por el operador atribuibles a los bienes digitales alcanzarán los 11.000 millones a nivel mundial en 2026; frente a 8.000 millones en 2022. El estudio identificó los altos costes por transacción como un factor limitante para los pagos de carrier billing frente a los pagos con tarjeta y wallet, pero señaló el alcance del operador como un factor convincente.

El coautor de la investigación, Nick Maynard, explicó: “Frente a una transformación digital que se acelera rápidamente en el mundo de los pagos, los operadores pueden estar en el asiento del conductor para llegar a los usuarios potenciales, dado su acceso a los suscriptores existentes. Aprovechar esta base de suscripción es fundamental para acceder a esta posible fuente de ingresos”.

Pagos remotos de bienes físicos: oportunidad de alto crecimiento

Por otra parte, el documento sostiene que el gasto en bienes físicos está aumentando mucho más rápido en la facturación del operador que en los bienes digitales; a una tasa del 270% durante los próximos 4 años. Si bien este mercado está creciendo desde una base de usuarios más baja, representa una nueva oportunidad significativa, con un gasto que superará los 13.000 millones a nivel mundial en 2026. El informe recomienda recurrir a las asociaciones con proveedores de comercio electrónico transfronterizos, dada su necesidad de incorporar rápidamente métodos de pagos localizados.