Miles de usuarios de iPhone 6 han visto morir sus teléfonos después de la actualización a la última versión de iOS 9. El "Error 53" ha afectado a los terminales a los que se les estropeó en algún momento el lector de huellas del botón de inicio y lo repararon con un servicio técnico ajeno a Apple, pero también a los usuarios que pudieron continuar usando el teléfono sin necesidad de una reparación.

Muchos usuarios han reportado que su teléfono ha quedado inservible y que han perdido todos sus datos, que han sido incapaces de recuperar, según afirma The Guardian.

Apple asegura que las reparaciones que afectan al lector de huellas sólo se deben realizar por la propia empresa. "Protegemos los datos de las huellas dactilares utilizando un enclave seguro y que acompaña de forma única al sensor de identificación táctil". Así, explica que si es reparado por un tercero el emparejamiento podría fallar e incluso ser vulnerable a que obtengan acceso al enclave. Cuando iOS detecta que el emparejamiento falla, lo desactiva para que el teléfono se mantenga seguro. Si el teléfono muestra el Error 53, la compañía de la manzana recomienda ponerse en contacto con el soporte de Apple.

Las tiendas Apple ofrecen a sus clientes la posibilidad de renovar su teléfono móvil entregando su antiguo iPhone a cambio de un descuento en la nueva compra. Sin embargo, el requisito era que el teléfono estuviese en perfecto estado y no tuviese nada roto. Ahora también ofrecerán descuentos a cambio de iPhones con pantallas agrietadas, o botones y cámaras rotos, siempre y cuando se trate de iPhone 5s o iPhone 6 y 6 plus. Eso sí, solo en Estados Unidos. Así, pretende animar a los usuarios de estos teléfonos a optar por un teléfono nuevo en lugar de una reparación.

Los descuentos podrían rondarán los 50 dólares por un iPhone 5s, 200 dólares por un iPhone 6 y 250 dólares por un iPhone 6 Plus.