DDoS requiere de una estrategia de mitigación en dos fases: DDoS es un problema complejo que requiere de una solución reflexiva. Usted necesitará una estrategia que mantenga su conexión local al comienzo del ataque y que limpie el tráfico de subida antes de que lleguen a su red.

La capacidad de acceder y utilizar los datos en las redes corporativas y de Internet es fundamental para nuestra economía de datos moderna. Los ciberdelincuentes de hoy son cada vez más agresivos en sus intentos de robar los datos o interrumpir el acceso a la misma. Ataques de denegación de servicio (DoS) han existido durante el tiempo que las redes han existido.