Siemens Enterprise Communications ha dado a conocer los resultados del informe Estado de las comunicaciones empresariales en 2012, en el que la firma concluye que que las infraestructuras de IP permiten ahorrar a las empresas un 43 % en comparación con los sistemas tradicionales de PBX.   El estudio analiza las prácticas de las empresas en materia de comunicaciones en todo el mundo, incluida la influencia que tienen la computación en nube y la movilidad sobre las infraestructuras de comunicaciones, así como los ahorros de costes derivados de la implementación de sistemas de comunicación IP.   Entre las principales conclusiones, destaca que durante la migración a un entorno puramente IP, un entorno híbrido permite reducir el riesgo y proteger las inversiones existentes. Y es que la mayoría de las empresas utilizan las comunicaciones sobre IP junto con sistemas antiguos PBX. Un 91% de los encuestados reconoció utilizar este método.   Asimismo, queda patente que los trabajadores de las empresas presentan un grado de movilidad creciente. La mayoría de las compañías solo tienen un 20% de puntos de acceso dedicados a los teléfonos en sus sedes centrales. Los puntos de acceso normalmente están dedicados a teléfonos remotos ubicados en sucursales (39 %), seguido por los teléfonos móviles (33 %). El estudio también resalta que uno de cada tres operadores de los centros de atención telefónica trabaja actualmente desde su casa.   Esta descentralización está llevando a las empresas a utilizar recursos en la nube. De momento, solo un 16% dispone de servicios cloud, aunque un 45% dijo que esta tecnología se había incluido en su plan de comunicaciones para 2012. Las aplicaciones utilizadas en estos entornos son las de colaboración a través de la web, comunicaciones unificadas y videoconferencia.   Un 90% de los consultados apuntaron que están debatiendo utilizar en 2012 la colaboración web a través de IP, las CU y las videoconferencias por IP. De hecho, más de la mitad ya las usan. Eso sí, primero hay que resolver problemas de cualificación con el personal que a menudo suponen un obstáculo para la migración. Muchos creen que el nuevo panorama tecnológico es más complicado y la nube no es una excepción. De hecho, es una de las áreas que más desconocimiento causa en las plantillas, según el estudio.   Ante este escenario, las recomendaciones apuntan a la acogida de las comunicaciones empresariales basadas en IP. Hay que estudiar la posibilidad de adoptar la tecnología en la nube para contribuir a reducir los problemas relativos al personal y la complejidad. Otra opción es considerar la posibilidad de instalar un un servidor centralizado de gestión de sesiones para contribuir a mitigar el coste de utilizar una infraestructura mixta PBX/IP. Además, es importante implantar servicios administrados para ayudar a mitigar los problemas relacionados con el personal. Por último, hay que hacer frente a las necesidades de movilidad teniendo en mente la flexibilidad y un conjunto completo de funciones.