El presidente deSatec, Luis Rodríguez Ovejero, ha denunciado en Santander la excesiva dependencia de tecnología extranjera como consecuencia del desequilibrio existente entre la inversión nacional en TIC y el escaso valor añadido que genera. El directivo apuesta por el impulso de una industria TIC propia capaz de impulsar el mercado nacional y funcionar como motor económico, a semejanza de otros mercados internacionales.

Durante su intervención en el XXVI Encuentro de las Telecomunicaciones, El puente hacia el futuro, Ovejero ha reclamado una mayor contribución del sector a la mejora de la Balanza de Pagos mediante la exportación.

Según Rodríguez Ovejero, “El mercado TIC en España, dominado por la oferta exterior, presenta una importante carencia de compañías con ámbito de decisión local capaces de abordar una expansión internacional que desarrolle tecnología propia y exporte conocimiento”.

“La limitada capacidad del sector por vertebrar oferta de valor local que conozca y responda a las necesidades tecnológicas ha derivado en un modelo de consumo tecnológico donde prima más la funcionalidad que la utilidad. Esta situación equipara al sector de las TIC a otros sectores como el financiero, el inmobiliario o la construcción con inversiones poco útiles y calentamiento artificial de la demanda” ha añadido.

En este contexto, también ha destacado la gran oportunidad que tiene España de competir en el exterior con desarrollo tecnológico propio en las áreas de actividad donde tiene un reconocido liderazgo internacional, como la construcción, las energías renovables y en servicios como la banca, gestión de infraestructuras, servicios sanitarios o administración electrónica.