Justo el día que cumple su tercer año en el cargo, Coimbra ha lanzado en Santander su mensaje optimista de que se abre un “nuevo ciclo de crecimiento”. La demanda de datos sigue creciendo a un ritmo impresionante, señala, y esto exige a los operadores “invertir en redes ultrarrápidas”.

En este sentido, Vodafone ha invertido en estos dos últimos años unos 1.838 millones en el despliegue de fibra y para este año va añadir unos 1.100 millones, “lo que supone más del 20% de nuestros ingresos”, matiza Coimbra. En 4G ya ha alcanzado el 81% de cobertura nacional, contabilizando 7.700 nodos y está disponible el estándar 4G+ en 126 ciudades, lo que implica velocidades de hasta 300 Mbytes por segundo.

Coimbra saca pecho de la convergencia de Vodafone y Ono que se ha materializado en Vodafone One: “nuestra nueva oferta convergente de fibra, 4G, Internet, movilidad y televisión inteligente. A los 120 días de lanzar Vodafone One ya teníamos más de medio millón de clientes con la mejor fibra HFC y FTTH”.

Aunque lo comenta superficialmente Coimbra, Vodafone no descuida servicios de futuro como Vodafone Wallet, Big Data, machine to machine y smart cities. En último término, el directivo comentó su desacuerdo con la adquisición de Canal Plus por parte del incumbente (léase Telefónica), que ha dejado el segmento de la televisión de pago en situación próxima al “monopolio con el 80%”.

La operadora ha emitido un comunicado esta misma mañana anunciando que seré le primer operador en integrar Neflix en su servicio de televisión en España a partir del mes de octubre.