exportación
exportación

Se nota que la actividad en el sector se va recuperando. Uno de los indicadores más destacados es el del balance exterior. Según datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), el comercio exterior de bienes y servicios del sector TIC presenta signos positivos en 2014. Las importaciones alcanzaron los 16.766 millones de euros y las exportaciones los 11.074, un 8,3% y 11,5% más que en 2013, respectivamente.

El saldo comercial negativo, -5.692 millones de euros, se debe fundamentalmente a la dependencia externa en lo que a adquisición de bienes TIC se refiere, cuya fabricación se concentra en muy pocos países del mundo, sobre todo asiáticos. Además, las importaciones aumentaron por la reactivación del consumo que se produce en un contexto de incipiente recuperación de la actividad económica en España.

Atendiendo a los datos desglosados, las exportaciones TIC representan el 3,3% del total de las españolas. Exportamos bienes por importe de 2.668 millones de euros (1,1% del total de exportaciones de bienes) y servicios por importe de 8.407 millones, 8,3% del total de exportaciones de servicios y la tasa más elevada de todo el período analizado.

Por otro lado, del volumen de importaciones TIC, que suponen el 5,4% del total de las importaciones del país, 12.093 millones de euros corresponden a bienes (4,6% del total de importaciones de bienes) y 4.673 a servicios (8,9% del total).

Al comparar la tasa de importaciones española con la de otros países del entorno, como Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Polonia e Irlanda, se observa que el peso de sus importaciones en servicios TIC oscila entre valores similares (8% y 9%), salvo en el caso de Reino Unido que está por debajo y el caso irlandés, donde las importaciones de servicios TIC representan un 1,2%.

Si lo que se comparan son las exportaciones de servicios TIC, España (8,3%) se sitúa en cuarto lugar, por detrás de Irlanda (43%), de Alemania (10,8%) y de Polonia (8,8%). El caso de Irlanda, el informe del organismo que depende de Red.es asegura que se justifica por su política fiscal beneficiosa para las grandes empresas, con un impuesto de sociedades del 12%, muy inferior a la media europea que es de un 25%.

En cuanto a la tipología de bienes TIC adquiridos, España compra mayoritariamente equipos de comunicación y ordenadores y equipos periféricos. Ambas categorías de productos supusieron más del 75% de las importaciones totales de bienes TIC españolas. La importación de bienes TIC en 2014 se distribuyó entre 96 tipos de productos, si bien 30 de ellos acumularon el 89% del volumen total de estas importaciones. Los principales países de los que se importa son China (28,6%) y Países Bajos (14,3%).

Respecto a las exportaciones de bienes TIC éstas se distribuyeron de manera bastante homogénea entre todas las categorías de bienes TIC, si bien por tipo de producto cabe destacar que el 11% del total de las exportaciones se corresponden con teléfonos móviles y otras redes inalámbricas. Las exportaciones tuvieron como principales destinos Portugal (20,8%) y Francia (12,1%).

En el sector TIC, la inversión bruta extranjera alcanza los 839 millones de euros en 2014, el 4,3% del total de inversión extranjera, y sufre en 2014 un descenso del 2,2% respecto de 2013, por lo que cambia el patrón de comportamiento de incremento de la inversión extranjera que se produjo en 2013. Datos acordes a los registrados en el contexto de la economía nacional y mundial, donde la inversión extranjera total descendió un 6,2% y 16%, respectivamente.

En 2014 se recibió inversión de 71 países, pero dos de ellos, Japón y Luxemburgo, concentraron casi el 70% de la misma. En cuanto a sectores de actividad, el 67% de la inversión recayó en el de otros servicios relacionados con las tecnologías de la información y la informática, y el de telecomunicaciones.

En cuanto a la inversión bruta del sector español en participaciones en empresas extranjeras, ascendió a 165 millones de euros en 2014, lo que supone un incremento de más del 100% con respecto a 2013. Este dato supone que la inversión de las empresas tecnológicas nacionales en el exterior supuso el 0,6% del total de la inversión española en el exterior.

Por lo que respecta al destino geográfico de las inversiones, Italia, Panamá, Colombia y Brasil aglutinaron más del 93%, y en cuanto a sectores, el de actividades de telecomunicaciones fue el que acaparó mayor inversión, el 77% del total de la realizada por el sector tecnológico español en el exterior.