Telefónica ha comenzado un proceso de reorganización de sus infraestructuras en una nueva filial. Todo hace pensar que en ella incluirá sus torres de telefonía móvil en todo el mundo, los centros de datos y los cables submarinos; y, una vez aglutinado todo, lo pondrá a la venta en apenas seis meses. La idea es venderla parcialmente o sacarla a bolsa, según apuntan algunas fuentes.

Telefónica comienza la reorganización de sus infraestructuras
Telefónica comienza la reorganización de sus infraestructuras

Ya en el mes de noviembre, la compañía de César Alierta anunció que estaba revisando su portfolio de activos de infraestructuras para intentar extraer más valor, habiendo vendido en el pasado unas 1.000 torres a Cellnex.

La nueva filial, que estaría valorada en unos 6.000 millones de euros, incorporará las 11.500 torres que la operadora tiene en España pero la compañía no descarta incluir activos de otros países como Brasil o Alemania (en total Telefónica cuenta con más de 80.000 torres de móvil entre el Europa y Latinoamérica), para crear un gigante internacional de más de 10.000 millones de euros.

Con esta operación, Telefónica podría recortar deuda (que se sitúa en los 50.000 millones de euros), monetizar ciertos activos y darles valor, además mejorar su actuación en los mercados donde figura, dícese Europa y América Latina, tal y como apunta Reuters.

Punto de partida: Submarine Telecommunications

Como parte de este farragoso proceso, la multinacional ha creado la filial Submarine Telecommunications, dedicada a la prestación de servicios de telecomunicaciones nacionales e internacionales, así como a la explotación de redes, públicas y privadas, junto con la prestación de servicios TIC.

Dicha unidad dependerá de Telefónica América y agrupará los cables submarinos que están incluidos en las distintas filiales que la operadora tiene en la región.

Recordemos que la red internacional de Telefónica cuenta con más de 65.000 kilómetros de fibra óptica desplegada sobre infraestructura terrestre y submarina y conecta Estados Unidos, Latinoamérica y Europa.

Las telco se desprenden de sus activos

Este movimiento de la operadora ya ha sido llevado a cabo por otras telco. Es el caso de Telecom Italia, que colocó en Bolsa un 40% del capital de Inwit, su filial de torres de telefonía móvil en el mercado transalpino, y que, tras conseguir 800 euros por la operación, ya prepara la comercialización de otro 45%.

América Móvil, por otro lado, agrupó sus activos en una nueva empresa: Telesites, que salió al mercado bursátil en 2015. También las tres grandes telecos chinas hicieron lo mismo en una nueva sociedad reconocida como China Tower.

Pero el proceso no sólo atañe a torres, también los centros de datos se están poniendo en venta. Verizon ha puesto en venta 48 data center por los que espera ingresar 2.500 millones de dólares. Mientras que AT&T ya anunció a finales del año pasado que estaba buscando alternativas estratégicas para sus centros.