Las tendencias y factores que impulsan la economía digital en global y el sector de los contenidos digitales en particular, favorecen la aparición de nuevos modelos de negocio innovadores, según apunta el ‘Informe anual del análisis cualitativo de la oferta legal y no autorizada de contenidos digitales’, realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, que gestiona la entidad pública Red.es.

En este sentido, cobran especial relevancia modelos de negocio emergentes como el de libertad de pago, los basados en la paquetización de productos, la venta directa, el crowdfunding, la autoedición de contenidos, el micropago del contenido fraccionado, el pago por consumo o modelos de suscripción, la membresía y el modelo freemium-premiumdonde la oferta de contenidos gratuitos se complementa con otros adicionales de pago.

El informe realiza también un análisis de las tendencias más relevantes del mercado de los contenidos digitales, los efectos que tiene en el sector la digitalización de los contenidos y de los principales impulsores e inhibidores de la distribución de contenidos digitales.

Tendencias del mercado de los contenidos digitales

En cuanto a equipamiento e infraestructuras, el informe destaca el interés de los operadores de telecomunicaciones y proveedores de servicios OTT (over-the-top) en configurar paquetes de servicios atractivos para el usuario. Otra tendencia es el desarrollo de las redes de banda ancha de alta velocidad con una progresión hacia el uso del estándar 5G, un nuevo modelo de Internet basado en un entorno de explotación tridimensional o las crecientes sinergias entre el Internet de las cosas y los asistentes de voz.

Se observa, igualmente, la presencia de nuevos líderes de opinión (youtuber, videoblogger, etc.) como autogeneradores de contenido, el impulso de las narrativas transmedia como nueva forma de comunicación o el recurso de la gamificación en los sectores editorial y publicitario. Por otra parte, existe necesidad de contar con profesionales TIC cualificados que permitan abordar los nuevos desafíos tecnológicos a los que se enfrentan las empresas.

Además se aprecia una tendencia a la emergencia de oligopolios en la distribución de contenidos de marcado carácter internacional o la explotación de los Big Data para descubrir patrones de consumo y personalizar las ofertas de productos y servicios.

Informe completo