Las operadoras tienen liquidez para aguantar la crisis (si no se alarga).
Las operadoras tienen liquidez para aguantar la crisis (si no se alarga).

La propagación del coronavirus Covid-19 ha dado lugar a un aumento significativo en el uso doméstico de la infraestructura y los servicios de TI (PC, teléfonos, móviles, acceso a Internet, correos electrónicos, conexiones VPN, entre otros), ya que adultos y niños han tenido que trabajar y estudiar desde casa.

"El contexto económico para el sector de las telecomunicaciones también ha cambiado drásticamente", observa Jacques de Greling, analista de Scope Ratings, agencia europea de calificación crediticia, señalando que Europa se enfrenta a una profunda recesión este año a pesar de los enormes estímulos fiscales y monetarios para amortiguar la industria, los negocios y hogares de la conmoción económica de la pandemia.

Europa se enfrenta a una profunda recesión este año

"El tráfico ha pasado significativamente de las redes corporativas a las redes residenciales con cierto crecimiento en el volumen general a medida que los estudiantes se conectan con los maestros", sostiene el investigador.

"Sin embargo, el peligro de saturación de la red, fuera de las zonas rurales más remotas, es limitado", dice De Greling. "El uso más intenso de las redes residenciales de banda ancha y telefonía se está produciendo durante el día cuando la red está casi vacía en circunstancias normales en lugar de por la noche, cuando el uso es más intenso tras la escuela y el trabajo", señala el investigador.

Los reguladores de las telecomunicaciones, a nivel nacional y europeo (BEREC), también están siguiendo de cerca el estado de las redes para minimizar las interrupciones. En un caso, España, el gobierno suspendió la portabilidad numérica para limitar el número de personas que podrían verse tentadas a obtener una nueva línea o teléfono adicional.

Si el aumento del tráfico plantea pocos riesgos para los operadores, también ofrece pocos beneficios en términos de ingresos adicionales

"Este aumento del tráfico no dará lugar a un aumento significativo de los ingresos de los operadores de telecomunicaciones, ya que la mayoría de las ofertas se basan en tarifas planas de banda ancha y datos móviles, siempre y cuando no se alcancen límites de consumo".

¿Repercusiones financieras?

En términos financieros, los bloqueos actuales pueden incluso reducir las salidas de efectivo para algunos operadores de telecomunicaciones si los gobiernos deciden retrasar las subastas de espectro 5G, programadas en muchos países europeos para 2020, hasta el próximo año. En España, el gobierno ha anunciado que la banda de 700 MHz, que forma parte de las subastas 5G previstas, no será liberada por los canales de televisión, lo que implica un retraso en la asignación de la banda 5G.

La mayoría de los grandes operadores europeos de telecomunicaciones tienen una liquidez significativa con un flujo de caja operativo libre, efectivo y líneas de crédito que representan al menos 2 veces su deuda a corto plazo.

La mayoría de las grandes telco europeas disponen de liquidez significativa con un flujo de caja operativo libre, efectivo y líneas de crédito

"La verdadera pregunta es más sobre la longevidad y la profundidad de esta crisis", matiza el analista. "Sin embargo, una recesión profunda y prolongada en Europa podría ejercer cierta presiónsobre los ingresos de los operadores de telecomunicaciones".

"No prevemos ningún cambio real en los mercados residenciales, ya que estos servicios se consideran bienes básicos", sostiene. "Una parte muy significativa de los ingresos es estable, ya que los operadores han aumentado la parte fija en sus facturas mensuales, lo que refleja mejor sus estructuras de costes, mientras que los servicios de telecomunicaciones representan una pequeña parte del gasto total de los hogares en Europa, con un promedio del 2,0% en el seis países más grandes del viejo continente, frente al 2,4% de hace 10 años", dice De Greling.

En el caso de una crisis grave y duradera, los ingresos de los clientes corporativos estarían en mayor peligro de disminuir, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. El número de líneas fijas cayó un 5% en 2009 en España en el mercado corporativo, mientras que el número de líneas residenciales siguió creciendo (+0,5%). En Europa, el mercado empresarial (grandes grupos, pymes, autónomos) representan en total alrededor del 30 % de los ingresos de la industria.