La CNMC ha establecido una nueva metodología de cálculo del coste del capital medio ponderado (conocido como WACC, del inglés Weighted Average Cost of Capital) para los operadores del sector de las telecomunicaciones. Además, en esta resolución, se calcula el WACC para el ejercicio 2020 conforme a la nueva metodología.

La CNMC calcula cada año este coste para los operadores del sector de las telecomunicaciones sujetos a la obligación de contabilidad de costes (Telefónica, Telefónica Móviles, Vodafone, Orange y Cellnex). Para ello, se seguía una metodología aprobada en 2012.  En noviembre 2019, la Comisión Europea adoptó una Comunicación sobre armonización de cálculo del . La CNMC ha adaptado esta metodología siguiendo todos los principios establecidos en la Comunicación de la CE.

La CNMC incorpora la metodología WACC en el sector telco.
La CNMC incorpora la metodología WACC en el sector telco.

El resultado de aplicar la nueva metodología supone que, en general, el valor del WACC para los operadores integrados sufre una ligera disminución con respecto al del 2019, disminuyendo el coste de los recursos propios y aumentando el coste de los recursos ajenos. En el ejercicio 2019, el WACC promedio calculado para los operadores integrados (Telefónica, Telefónica Móviles, Vodafone, Orange) fue de 6,38% mientras que para el ejercicio 2020 ese valor se sitúo en 6,36%. En el caso del WACC de Cellnex, la disminución ha sido mayor ya que en el ejercicio 2019 su valor era de 6,77% mientras que en 2020 este valor es de 6,25%.

El WACC se utiliza en los modelos de costes utilizados por la CNMC para determinar los precios de diferentes servicios mayoristas. Un WACC más bajo implica un menor coste del capital que se trasladará a los diferentes precios mayoristas regulados cuando sean objeto de revisión. El WACC también se utiliza en los test de replicabilidad económica de la CNMC.

La CNMC estima el coste medio ponderado del capital en diferentes sectores que regula y supervisa. Cabe precisar que pueden existir algunas diferencias de la definición específica de la metodología de cálculo de alguno de los parámetros del WACC debidas a aspectos regulatorios, diferencias sectoriales en su utilización, características heterogéneas de las empresas reguladas, propuestas de homogeneización a nivel europeo para cada sector como la Comunicación de la Comisión Europea de aplicación para el sector de las telecomunicaciones, comparativas europeas de modelos retributivos y recomendaciones de buenas prácticas regulatorias.

La nueva metodología ha quedado aprobada tras la notificación de la propuesta a la Comisión Europea, BEREC, Autoridades Nacionales de Reglamentación de otros Estados Miembros de la UE y Ministerio de Economía.