ha elegido a Santander Teleport para albergar y mantener una nueva estación de acceso satelital (SAS por sus siglas en inglés) para los nuevos satélites Inmarsat-6, el primero de los cuales está programado para lanzarse a fines de 2021.

El SAS consistirá en una antena de banda Ka de 13 metros y una segunda antena de banda L, además de varios racks de equipos con capacidad de expansión, todo ello alojado en una zona dedicada exclusivamente a Inmarsat. Las antenas comenzarán a proporcionar servicios a través de las cargas útiles Global Xpress de banda L y banda Ka del satélite I-6-F2 después de su lanzamiento en 2022.

Santander Teleport operará las instalaciones y proporcionará servicios de ingeniería y mantenimiento para garantizar el correcto funcionamiento de la infraestructura de Inmarsat alojada en el telepuerto y de los servicios que dependen de ella.

“Estamos encantados por la confianza que Inmarsat ha depositado en nosotros y daremos lo mejor de nosotros para asegurarnos de que nuestro nuevo cliente reciba el mejor soporte posible”, dijo Carlos Raba, director general de Santander Teleport. "La respuesta que hemos recibido por parte de Inmarsat es muy positiva. Nos han indicado que hemos ofrecido una propuesta muy innovadora y de alto valor, y estamos deseando exceder sus expectativas", añade.

Inmarsat alojará sus estaciones terrenas en Santander Teleport.
Inmarsat alojará sus estaciones terrenas en Santander Teleport.

“Nuestros satélites I-6 representan un pilar clave en la expansión continua de nuestras dos redes de comunicaciones móviles líderes en el mundo, que ofrecen servicios de banda L y servicios de banda Ka (Global Xpress) a clientes de movilidad, gobierno e IoT actuales y futuros en tierra, mar y aire”, apuntó Jerome Soumagne, vicepresidente de redes de Inmarsat. “Estamos encantados de asociarnos con Santander Teleport para albergar parte de nuestra infraestructura crítica terrestre. Santander Teleport demostró durante todo el proceso de adquisición habilidades sólidas e innovadoras”.