La autoridad francesa de la competencia (Autorité de la Concurrence) ha aprobado la adquisición de Hivory por parte de la compañía a Altice France y Starlight Holdco. El cierre de la operación se producirá en los próximos días.

Hivory gestiona los 10.500 emplazamientos que dan servicio mayoritariamente al operador francés de telefonía móvil SFR. El acuerdo supone para Cellnex una inversión de 5.200 millones de euros que irá acompañada de un programa a ocho años vista por otros 900 millones de euros destinados al despliegue, entre otros proyectos, de hasta 2.500 nuevos emplazamientos.

La aprobación por parte de la autoridad francesa de la competencia establece que Cellnex deberá desinvertir aproximadamente 3.200 emplazamientos urbanos.

Francia autoriza a Cellnex la compra de Hivory.
Francia autoriza a Cellnex la compra de Hivory.

En este sentido, el operador español ya está trabajando en distintas oportunidades vinculadas a sus activos “core” para reinvertir los fondos procedentes de la venta de estos emplazamientos, de modo que los indicadores financieros consolidados –run rate– de la compañía no se verán alterados.

Tal y como señalaba el CEO de Cellnex Tobías Martínez al anunciar el acuerdo el pasado mes de febrero, “la compra de Hivory pone en valor el porqué del modelo de negocio de los operadores neutros e independientes de infraestructuras de telecomunicaciones. Con la integración de Hivory, estaremos trabajando con tres de los grandes operadores móviles en Francia, potenciando la compartición de las infraestructuras; liberando recursos financieros de dichos operadores; impulsando procesos de racionalización de los emplazamientos existentes; y acelerando el despliegue de nuevos emplazamientos que aseguren por una parte la extensión eficiente y fluida de la cobertura del 5G en el país, así como el cumplimiento efectivo de un objetivo también compartido por los actores del sector: el de la eliminación de las “zonas blancas” o áreas sin cobertura en el territorio”.