“Inadmisible” así ha calificado el presidente de la , Francisco Mestre, la situación que se está viviendo en muchas localidades pertenecientes a la asociación por la deficiente gestión de las operadoras a la hora de instalar fibra óptica en estos municipios con respeto a las normas de patrimonio.

Las compañías telefónicas utilizan subcontratas que van a los pueblos sin previo aviso e incluso en festivos a instalar los cables de fibra óptica

El presidente denuncia la gran falta de sensibilidad de las empresas encargadas de la instalación “teniendo en cuenta que la mayoría de nuestros pueblos son Conjunto Histórico y hay unas normas que establece patrimonio que han de cumplirse”. “Traer Internet de calidad a nuestros pueblos es importantísimo, pero debemos respetar nuestro patrimonio y no olvidar que nuestro país es la segunda potencia turística del mundo. Es nuestra principal industria y no podemos pasar por alto estos atropellos”.

“Que muchos de nuestros alcaldes tengan que decidir como si estuviéramos en el lejano oeste, y aguantar frases del tipo: “lo quieres así o no vas a tener la fibra en años”, lo consideramos una tiranía que no es propia de un país avanzado y con amor por su patrimonio”, comenta Francisco Mestre.

Fachada en Baños de la Encina (Jaén).
Fachada en Baños de la Encina (Jaén).

“Reclamamos a las compañías instaladoras de fibra que respeten nuestro patrimonio y se coordinen con los ayuntamientos antes de hacer ningún tipo de instalación y que en aquellos pueblos donde haya reclamaciones por una instalación incorrecta donde el cable pueda ser soterrado, se tenga en cuenta esa reclamación y se corrija este agravio a la mayor brevedad”, exige el presidente de la asociación. 

Hay muchos pueblos que tienen preparado el soterramiento de cables, pero las instaladoras los colocan por vía aérea por ahorrarse tiempo y costos e incluso amenazan a sus alcaldes con dejar sin fibra a los vecinos si no aceptan que los operarios la instalen por las fachadas

Tal y como aseguran varios alcaldes de la asociación los trabajos de instalación son realizados por empresas subcontratas que se limitan a tirar el cable por las fachadas y entre postes, alegando que es “o eso o nada”, una práctica que desde la asociación se categoriza como tercermundista.

Testimonios de ayuntamientos

 Desde el municipio de, en Málaga, la concejalía de turismo y cultura asegura que los técnicos “no piden autorización, que llegan y conectan sin respetar. Dejan lo cables atravesados entre calles. No aplican lógica para evitar esos cruces de cable. Los que instalan son subcontratas y no hacen caso de nada. Tampoco retiran los cables de los que se cambian de compañía, dejan los antiguos” “En el centro histórico sí lo han soterrado, al menos”. De igual forma asegura que a pesar de hacer varias reclamaciones, nunca han obtenido respuesta.

El municipio malagueño no es el en único que se han vivido este tipo de situaciones. Miguel Ángel, secretario de la junta vecinal de la pedanía de Puentedey afirma que “el problema proviene de la subcontrata”. El burgalés aseguró que “unos trabajadores con escasa preparación fueron un sábado por la mañana y todos los que estaban en el pueblo vieron cómo colocan cables por las fachadas sin preguntar a nadie. Ellos no avisan a los ayuntamientos. Las subcontratas colocan cajas en las fachadas sin pedir permiso.

Puentedey, aldea de 50 habitantes ubicada en la provincia de Burgos.
Puentedey, aldea de 50 habitantes ubicada en la provincia de Burgos.

Desde  se hizo la gestión de pedir el permiso a patrimonio. El ayuntamiento costeó la canalización que los arquitectos diseñaron y que patrimonio aprobó, pero las compañías instaladoras hicieron una instalación aérea por las fachadas para hacer el trabajo en menos tiempo. Algo parecido ha sucedido en Albarracín donde tienen las canalizaciones hechas en el conjunto histórico y donde aseguran que “el problema son las subcontratas. Tienes que estar vigilando siempre para que lo hagan bien y eso a veces es imposible. En definitiva, subcontratas y viene personal no especializado que destroza el patrimonio de nuestros pueblos por no querer usar nuestras canalizaciones, por tardar un poco menos”.

El mismo testimonio llega desde . Según su alcalde: “Justo hoy he llegado a casa y me he encontrado un cable por la fachada. No piden permiso a nadie, ven el cuadro y despliegan por donde les da la gana sin mirar si pasándolo por otro lado no afectaría tanto la estética, son subcontratas que no valoran nuestra historia, nuestro patrimonio y nuestra belleza”.

En  el problema, según su alcalde, es que el 99% del pueblo es conjunto histórico. “Es un problema porque las operadoras telefónicas no despliegan las líneas directamente, son concesiones a terceros y tiran los cables por donde quieren. Dado que somos conjunto histórico artístico, desde el ayuntamiento les decimos que pueden desplegar por donde haya cable canalizado y en el resto está prohibido, pero hacen caso omiso. Incluso vulneran los propios permisos de telecomunicaciones que les marca que, si no tienen permiso del ayuntamiento, deben hacer soterramiento. No lo hacen”.

Desde el ayuntamiento de  aseguran: “Nosotros tenemos las calles empedradas, pero cuando vienen a instalar la fibra, levantan la piedra, meten los cables y en lugar de volver a colocar el empedrado, colocan hormigón, con lo que destrozan nuestros suelos de piedra... Nosotros tenemos que someternos a muchos trámites para ejecutar cualquier obra y las compañías instaladoras hacen lo que les da la gana con total impunidad”.

Estos son solo algunos de los testimonios recogidos, pero también se han dado este tipo de prácticas en muchas otras localidades de la Red de Pueblos más Bonitos de España. Todas las quejas recibidas tienen en común la falta de cuidado por el patrimonio y la falta de sensibilidad de las compañías.