AT&T está incorporando nuevas opciones de conectividad de red y aplicaciones de seguridad a AT&T FlexWareSM, además de ampliar su disponibilidad a más de 200 países y áreas geográficas en todo el mundo.

AT&T FlexWare es una plataforma que simplifica la entrega y el despliegue de funciones de red basadas en software. Las empresas pueden gestionar sus redes con facilidad y flexibilidad, lo que reduce los costes totales de propiedad (TCO) y evita que tengan que estar sujetas a soluciones propietarias basadas en hardware.

Tras menos de un año desde su lanzamiento, se han vendido 2.000 dispositivos FlexWare a nivel global en una amplia variedad de empresas, tanto grandes como de pequeño tamaño.

AT&T amplía los beneficios de NFV de su solución FlexWareSM
AT&T amplía los beneficios de NFV de su solución FlexWareSM

Este sistema ahora aporta más beneficios de la virtualización de funciones de red (NFV, por sus siglas en inglés) a través de una gama más amplia de tipos de conexión.

Con esta versión, AT&T FlexWare cuenta ahora con el espectro completo de opciones de conectividad de AT&T, así como de otros proveedores de servicios. Estas opciones incluyen Ethernet, VPN (MPLS) o Internet, facilitando que esta propuesta se integre fácilmente con prácticamente cualquier red del mundo.

El hecho de que cada vez se muevan mayores volúmenes de datos críticos través de las redes convierte la seguridad en un aspecto todavía más vital, si cabe. En este sentido, el operador ha añadido tres nuevas opciones de funciones virtualizadas de seguridad a AT&T FlexWare para proporcionar a las empresas más alternativas. Además de las opciones ya disponibles de firewall auto-gestionadas por Fortinet y las gestionadas por AT&T, la compañía ha trabajado con empresas líderes en seguridad para añadir estas nuevas s funciones:

-Plataforma de Seguridad de Próxima Generación de Palo Alto Networks (con gestión de AT&T o auto-gestionadas)

-Firewall  Virtual de Juniper Networks vSRX (auto- gestionado)

-Punto de Control vSEC (auto-gestionado)

Las características y opciones añadidas son compatibles en los países y áreas en los que FlexWare está disponible, que ahora son ya más de 200. La expansión geográfica pone de manifiesto nuestro compromiso de acelerar la adopción global de NFV.

“Las empresas gastan miles de millones anualmente en hardware a nivel mundial. Los ahorros, las opciones y la flexibilidad potenciales asociadas a la transición hacia una plataforma periférica virtualizada son muy grandes”, manifiesta Roman Pacewicz, vicepresidente senior, gestión de ofertas e integración de servicios de AT&T Business. “El transferir funciones de red como routers o firewalls a un modelo virtual cambia las reglas del juego. Las empresas pueden ser más ágiles al tiempo que reducen los costes”.

Estas nuevas funcionalidades y alcance de AT&T Flexware hacen del servicio una herramienta todavía más potente para la transformación de la infraestructura de telecomunicaciones en empresas de todo el mundo, de manera que puedan mejorar su eficiencia y flexibilidad a la vez que reducen sus costes de operación