Debido a la importancia que aún tiene la tecnología 2G para multitud de aplicaciones, Samsung ha anunciado una solución 2G virtualizada para los operadores de telefonía móvil. Y es que, como explica Kiho Cho, vicepresidente y director de estrategia de productos en Samsung Networks, aunque las nuevas redes 5G están teniendo un impacto increíble en todo el mundo, “no podemos desconectar sin más las tecnologías de red anteriores y olvidarnos de ellas”. La evolución lógica es dejar que aparezcan y desaparezcan poco a poco, de forma que tengamos una transición gradual y sin interrupciones entre una red y otra, un proceso que podría necesitar más de una década para completarse.

Algunas tecnologías de red siguen ofreciendo beneficios importantes de cara al futuro. Por ejemplo, mientras algunos operadores de telefonía móvil están eliminando la tecnología 2G y 3G de forma gradual, otros —incluidos algunos operadores europeos— siguen usando la tecnología 2G, con planes de seguir aprovechándose de ella más allá de 2030, dado que es la base de las tecnologías de red existentes y de algunos servicios básicos para móviles.

Las redes 2G siguen teniendo muchos usos hoy en día.
Las redes 2G siguen teniendo muchos usos hoy en día.

 ¿Por qué 2G?

Lanzada en la década de los 90 del siglo pasado, la tecnología 2G sigue siendo una de las tecnologías de red más exitosas porque ofrece una base común de cobertura y unos servicios de gran fiabilidad. En algunos lugares del mundo, esta tecnología se valora como una de las tecnologías de red más importantes para la comunicación de máquina a máquina (M2M), la internet de las pequeñas cosas (IoST) —que ofrece soporte para componentes miniaturizados de dispositivos, incluyendo los dispositivos corporales, los wearables— y la comunicación por voz para servicios itinerantes. Aunque la mayoría de los operadores están en el proceso de abandonar las redes 2G y 3G, algunos han mantenido el sistema GSM 2G (sistema global para las comunicaciones móviles de segunda generación), principalmente para seguir ofreciendo soporte a aplicaciones heredadas de M2M e IoST que se utilizan para operaciones logísticas en cadenas de suministro, el seguimiento de vehículos y los medidores inteligentes. Por ejemplo, el seguimiento de vehículos con la tecnología 2G permite que las empresas de alquiler de coches estén al tanto de la ubicación y el movimiento de los coches en sus flotas mediante los dispositivos GPS. Igualmente, aún hay muchos abonados de servicios móviles que dependen de la tecnología 2G para la comunicación por voz, especialmente en zonas rurales o remotas de Europa.

En otras partes del mundo, principalmente en los países en vías de desarrollo, el alcance de los servicios 4G y 5G es limitado. Dado que muchos usuarios dependen todavía de las redes 2G, es importante crear un puente para esta brecha digital y asegurarnos de que los que utilizan una red de generación anterior no se queden atrás.

Mientras que el GSM 2G sigue siendo la columna vertebral de los servicios de voz e internet de las cosas (IoT) en algunas partes del mundo, y que la tecnología 4G es muy utilizada para ofrecer servicios de datos, la tecnología 3G está desapareciendo rápidamente. Cada vez más operadores toman la decisión de apagar sus redes 3G. Por ello, Samsung ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar la virtualización de las tecnologías 2G y 4G.

Por qué la virtualización es la clave

Samsung quiere ayudar a los operadores a desplegar la tecnología 2G con la mayor eficiencia posible. La clave está en la virtualización, sostiene el directivo.

En este sentido, el proveedor ha anunciado que se está preparando para introducir una arquitectura de red de acceso de radio virtualizada (vRAN) para 2G basada en el sistema GSM. “Cuando la vRAN 2G esté operativa, los operadores podrán aprovechar nuestra solución para planificar una migración sin interrupciones, pasando de una combinación compleja de tecnologías 2G, 4G y 5G a una sola arquitectura de red global sencilla y unificada”, explica. El fabricante introducirá su solución vRAN 2G a finales de 2022. Los pilotos se iniciarán en la segunda mitad del año y la solución vRAN 2G (incluidos el software y el hardware de radio) estará disponible para operadores de todo el mundo en 2023, incluidos los operadores europeos de primer orden.

La solución estará disponible en 2023

La virtualización de la red 2G será una manera eficaz de que los operadores y empresas aprovechen al máximo esta tecnología y hará posible que las compañías de telecomunicaciones mantengan esta red de forma más eficiente en el despliegue y la gestión. También es una solución óptima para los mercados que aún no están preparados para las tecnologías 4G o 5G, pero en los que se quiere modernizar las redes y tener garantías de futuro para las inversiones tecnológicas.

Disponible ya durante más de tres décadas, la mayoría de la infraestructura de la red 2G está llegando al final de su ciclo de vida. Las redes 2G a menudo están desfasadas, ocupan demasiado espacio físico y ofrecen menos eficiencia operativa, con un consumo energético mucho mayor. Gracias al reemplazo del equipo 2G tradicional basado en hardware con una solución basada en software, los operadores se beneficiarán de una simplificación de sus estaciones base, una gestión centralizada, una mayor eficiencia en el despliegue y ahorros en los costes asociados.

Sumario: Con Samsug vRAN, los operadores podrán albergar 2G, 4G y 5G en un solo servidor

La virtualización también ayuda a conseguir una migración fluida a tecnologías de red más avanzadas. Cuando llegue el día en el que el tráfico abandone la red 2G, los operadores podrán eliminarla de forma gradual, dedicando recursos paulatinamente a tecnologías más recientes. Esto se puede conseguir fácilmente con una arquitectura vRAN, en la que es posible apagar y encender la red 2G en cualquier momento, con la ventaja de poder utilizar la capacidad liberada de los servidores para atender el tráfico 4G y 5G en lugar de tener que eliminar físicamente la infraestructura de hardware de las estaciones base.

Desde un punto de vista global, continúa Kiho Cho, un enfoque centrado en el software es una mejor opción para optimizar la tecnología 2G ya que ayuda a simplificar la arquitectura física y lógica y favorece despliegues más flexibles y una gestión optimizada. Además de sus ventajas de arquitectura, también ofrece beneficios en el consumo de energía. Los operadores podrán reducir sus costes de energía mediante la centralización de los servidores o la optimización de recursos con tan solo apagar las prestaciones que ya no usan.

Obtención de resultados basados en la práctica

Samsung se compromete a ofrecer las ventajas de vRAN en cualquier entorno de red. Con demostrada experiencia en el despliegue comercial de vRAN 5G a gran escala para operadores de primer orden en América del Norte, Europa y Asia, la vRAN de Samsung cumple su cometido con su solución basada en software, brindando un alto rendimiento, fiabilidad y rapidez, además de su demostrada capacidad para los operadores.

La tecnología vRAN 5G completamente virtualizada de Samsung divide las funciones de la banda base entre una unidad distribuida virtualizada (vDU) y otra unidad central virtualizada (vCU) de forma desagregada. Por otro lado, el hardware propietario de la banda base, construido a medida, se reemplaza por un servidor comercial genérico (COTS).

La unidad vCU procesa la porción de la banda base que no requiere procesado en tiempo real, mientras que la vDU procesa la porción en tiempo real. Dicho de otro modo, Samsung ofrece software tanto para vDU como para vCU, y esto ha sido la clave de la ventaja competitiva de Samsung en la tecnología vRAN.

Aunque Samsung empezó a comercializar su vCU ya en 2019, no fue hasta 2020 cuando comenzó a ofrecer su solución vRAN 5G basada al 100% en software y completamente virtualizada, añadiendo una unidad vDU a su vCU para que la banda base al completo estuviera virtualizada. Basada en esta arquitectura, la vRAN 5G de Samsung actualmente ofrece sus servicios a millones de usuarios en Estados Unidos, también en banda C, que es una parte del espectro clave para los servicios 5G. Con la fiabilidad y el rendimiento demostrados de su unidad vDU 5G, Samsung ha ampliado su colaboración con operadores en Japón y el Reino Unido para apoyarlos en el despliegue de sus redes virtualizadas.

No fue hasta 2020 cuando Samsung comenzó a ofrecer su solución vRAN 5G basada al 100% en software y completamente virtualizada

Con su dilatada experiencia en la arquitectura vRAN 5G, Samsung está lista para ampliar sus capacidades de virtualización a las tecnologías 2G y 4G, y se está preparando para ayudar a los operadores a aprovechar al máximo esta tecnología. Con nuestra amplia cartera de soluciones de virtualización, Samsung ofrece un amplio abanico de opciones para ayudar a que los operadores planifiquen una migración segura y se fortalezcan mediante la innovación en redes.