La ONG Betel ha llevado a cabo recientemente una modernización de sus comunicaciones, dando el salto de la tecnología analógica a la VoIP de la mano de Avaya y su partner Miatel.

En sustitución de su antigua centralita analógica, Asociación Betel ha optado por Avaya IP Office versión 11 para impulsar la productividad y agilizar la colaboración a través de una sola aplicación para todos los canales.

La primera fase del proyecto se ha realizado en la sede central de Madrid, donde Betel cuenta con distintas instalaciones entre viviendas, guarderías, oficinas, cafetería, auditorio, polideportivo… sumando más de 60 extensiones a las que hay que añadir las más de 30 sedes anexas que se han integrado en el mismo proyecto. En una segunda fase, Betel conectará las sedes presentes en 22 provincias españolas.

La ONG Betel da el salto a la VoIP
La ONG Betel da el salto a la VoIP

Eduardo Hernández-Lissen, administrador de Betel, destaca el cambio: “Teníamos un contrato de mantenimiento muy elevado con la antigua centralita, y además hemos conseguido pasar a IP sin incidentes, sin interrupción de servicios y contando ahora con una tarifa plana con llamadas ilimitadas a fijos y móviles y con tarifas internacionales muy competitivas. Podemos cuantificar el ahorro en un 50% respecto al anterior sistema, incluyendo mantenimiento y soporte”.

La asociación Betel se enfoca en la acogida y atención de diversos colectivos en situación o riesgo de exclusión social, destacando el colectivo de drogodependientes. Entre sus diferentes actividades, se encuentra un programa en régimen residencial libre de drogas, con el desarrollo de distintas actuaciones: atención sociosanitaria, atención jurídico-penal, orientación en recursos sociales, atención infantil-juvenil y proyecto de lucha contra la pobreza infantil.