El consorcio propiedad del Instituto Tecnológico de Telecomunicaciones de Tenerife (IT3) e IslaLink, CanaLink, y Alcatel-Lucent han hecho pública la firma de un contrato que asciende a varias decenas de millones de euros por el que se comprometen a desplegar una red de cable submarino de 2.000 kilómetros de longitud que conectará por fibra óptica las Islas Canarias con la Península Ibérica, mediante la conexión de Cádiz con Tenerife, Gran Canaria y La Palma.

La red, cuya capacidad máxima puede alcanzar los 5,12 terabits por segundo en el segmento principal entre la España continental y Tenerife y cuya finalización está prevista para el primer semestre de 2011, impulsará la iniciativa ALIX promovida por el Gobierno de Tenerife, gracias a la cual quiere convertir la isla en un centro neurálgico de tecnologías de la información para África, Sudamérica y Europa.

Además, esta conexión permitirá a CanaLink satisfacer el crecimiento exponencial de la demanda de una mayor conectividad de banda ancha a Internet en las Islas Afortunadas. También dará soporte a nuevos servicios y aplicaciones IP, centros de datos de alta velocidad utilizados en la investigación de energías renovables, servicios de telecomunicaciones, administración pública y a la comunidad académica e investigadora.

Igualmente servirá para dar soporte al centro de datos NAPWACI (Network Access Point of Western Africa and the Canary Islands), elemento esencial de ALIX que estará ubicado en Tenerife y que hará de las Islas Canarias un punto de encuentro de conectividad fiable y de alta disponibilidad con el oeste de África.

El presidente de IslaLink y CanaLink, Alfonso Gajate, con motivo de la firma del proyecto ha comentado que el despliegue de la red submarina "contribuirá al desarrollo socioeconómico de Canarias al facilitar el acceso de sus empresas y ciudadanos a una oferta de servicios de banda ancha plural y en competencia" y ha reconocido que la elección de Alcatel-Lucent se debe a su "experiencia demostrada”.

Por su parte, el director de redes submarinas de Alcatel-Lucent, Philippe Dumont, ha afirmado que "con este proyecto, CanaLink tendrá acceso a las más avanzadas tecnologías y contará con la disponibilidad de ancho de banda necesaria para que los usuarios disfruten de los servicios de comunicaciones más satisfactorios".