15 de junio de 2017. Ya ha entrado en vigor el fin del roaming en Europa. Tras diez años dando vueltas al asunto, por fin las entidades gubernamentales del viejo continente han puesto en marcha una normativa no exenta de controversia. La idea era acabar con el sobrecargo por el consumo de datos y llamadas en el extranjero pero asociaciones y usuarios temen que si a las operadoras no le salen las cuentas, inflen las tarifas domésticas.

El informe Altran, Zero Roaming, A pitfall of European regulation ya ponía sobre la mesa esta cuestión y cómo la normativa aumentará la brecha digital en Europa en tanto en cuanto habrá países importadores de turistas y exportadores de los mismos y España, junto con otros países de la región del Mediterráneo, se encuentra entre los que reciben más gente que utiliza sus redes para conectarse. Altran denunciaba en su documento que la regulación comunitaria (RLAH) no había tenido en cuenta la estacionalidad, es decir, los picos de tráfico que se producen en determinadas épocas del año (como es el caso de verano en las Islas Baleares y Canarias).

15 de junio: Europa dice adiós al roaming.
15 de junio: Europa dice adiós al roaming.

También MVNO Europa alerta de los posibles efectos secundarios que el room-like-at-home podría tener a los consumidores, usuarios empresariales y operadores “ya que las tarifas de roaming reguladas al por mayor siguen siendo demasiado altas y podrían dar lugar a desequilibrios competitivos en los mercados”, señalan. Lamentablemente, en este contexto, no nos sorprenderá que varios operadores apliquen y puedan acogerse a las excepciones”, añaden. Aluden que para garantizar condiciones de mercado equitativas para todos los agentes, el final de la itinerancia debe ir acompañado de una fuerte disminución de las tarifas de roaming al por mayor para reflejar mejor el coste real de la itinerancia internacional. Innocenzo Genna, vicepresidente de la asociación, indicó que "los OMV están dispuestos a lanzar puntualmente el régimen de la RLAH. Sin embargo, como señalamos durante el proceso legislativo, todo el mecanismo, en particular los bonos al por mayor, debe ser revisado enérgicamente para eliminar los desequilibrios competitivos que, El final, sería perjudicial para el consumidor en términos de aranceles, variedad de ofertas e innovación".

En este contexto, MVNO Europa no se sorprenderá al ver que en el futuro un número de operadores solicita y que califica para una excepción a la aplicación de "itinerancia como en casa", el llamado "mecanismo de sostenibilidad", o incluso ver los precios nacionales subir en algunos mercados. Como asociación, pedimos a la Comisión Europea que realice un análisis en profundidad del impacto de los recargos finales de roaming en todos los segmentos de mercado, incluida Internet of Things (IoT), antes del lanzamiento de la revisión del roaming mayorista previstas para diciembre de 2019 y asegurar que los límites regulados reflejen los costos reales.

Para la UE es una norma justa

Precisamente, hace unos días Dimitri Barua, portavoz de la representación de la Comisión Europea en España, aseguraba a la prensa nacional que tras años debatiendo sobre el tema, por fin habían dado con una norma justa y reconocía que las operadoras se beneficiarían de ella puesto que van a tener un volumen de datos mucho mayor. Defendía que los precios entre operadores que habían fijado eran máximos y justos argumentando que el coste de 1 Gigabyte que tienen ahora las telco “es inferior a los topes que hemos fijado”. No obstante, puntualiza que la Comisión Europea estará atenta a posibles abusos pero serán las autoridades nacionales (la CNMC en España, por ejemplo), de vigilar que no se suban las tarifas sin causas reales.

7,7 euros por GB

Recordemos que los precios pactados fueron de 0,032 euros por minuto para  llamadas de voz; 0,01 euros por minuto por SMS; y una reducción gradual de 5 años para los límites de datos, que pasa de 7,7 euros por GB (al 15 de junio de 2017) a 6 euros por GB (al 1 de enero de 2018), 4,5 euros por GB (a partir del 1 de enero de 2019) 3,5 euros por GB (a partir del 1 de enero de 2020), 3 euros por GB (a partir del 1 de enero de 2021) y 2,5 euros por GB (a partir del 1 de enero de 2022).