La posibilidad de leer a distancia la información contenida en una etiqueta permite almacenar y recuperar datos de forma remota además de simplificar la logística y aumentar la eficiencia de las operaciones, sin olvidar que lo datos pueden ser protegidos con cifrados y contraseñas en tiempo real, para aportar mayor seguridad. Es por ello que cada vez son más las compañías que apoyan la implantación y uso de este tipo de sistemas. Grupo Moinsa, empresa referente en soluciones intralogísticas, integra herramientas como la tecnología RFID, garantizando el control y evolución de la información y los productos.

El uso de sistemas RFID está favoreciendo el desarrollo de una nueva oleada de innovaciones tecnológicas y revolucionando la forma de hacer negocios. No hay duda de que se trata de una tecnología que puede aportar notables ventajas en muchos ámbitos de aplicación, por lo que se puede esperar que su futuro sea muy prometedor.

Aunque el coste por unidad del RFID ha sido tradicionalmente un obstáculo para algunas empresas, en los últimos años ha habido una disminución del precio, lo que ha permitido que aumente la adopción de este tipo de sistemas por parte de las empresas y, como consecuencia, un incremento de la rentabilidad en el negocio.

RFID en festivales: la mejor forma de almacenar datos entre concierto y concierto

Cada vez son más los eventos que incorporan este tipo de tecnología por su velocidad, versatilidad y utilidad. En festivales, lo último son las pulseras RFID que permiten el control, identificación y pago cashless. Pero, ¿en qué beneficia esto a los organizadores? Ya no solo hablamos de simplificar la logística de acceso y control de aforo, sino de la información útil de la que se nutren: La tecnología RFID recoge el comportamiento de los asistentes en forma de datos, lo que se traduce, cómo no, en dinero.

Los días y horarios en los que el público ha accedido, qué y cuántos tipos de alimentos compró cada cliente, en qué zonas han estado, a qué conciertos han asistido, si han accedido a espacios exclusivos… una información que les permite tener una importante ficha del cliente para futuras decisiones y estrategias, además de formular propuestas a los patrocinadores que les garanticen más visibilidad o una mayor interacción con los asistentes.

Las posibilidades de cifrado hacen que sea un sistema infalible, gracias a la posibilidad de  interactuar con la información contenida dentro del chip, evitando así la reventa y venta de falsificaciones, punto que afecta de manera muy directa a este tipo de sectores.

El uso del RFID en el sector del retail

La tecnología RFID se ha implementado en el sector retail, ayudando a automatizar el seguimiento de las mercancías a lo largo de la cadena de suministros, pasando por la fabricación, distribución, hasta la llegada al consumidor final, de manera inequívoca para cada artículo.

Cada vez son más los minoristas y mayoristas que están adoptando este software para tener una mayor precisión de gestión del inventario y conocer la trazabilidad completa del producto, ayudando también de manera notable en la manipulación de los artículos, y poder agilizar los procesos habituales de entradas y salidas de producto, reemplazando los míticos códigos de barras, utilizados desde 1974,

Según un estudio de Accenture Strategy, Norteamérica es el lugar donde los sistemas RFID tienen una mayor presencia, ya que el 92% de los minoristas aseguran estar avanzando hacia una adopción plena. De manera opuesta, Europa se sitúa muy por detrás, ya que solo el 30% de los encuestados han comenzado a implementarlos. No obstante, existen una serie de empresas europeas que utilizan ampliamente la tecnología RFID, y se espera que este grupo crezca a medida que la presión multicanal aumente.